Tras ocho años de presencia en el Campeonato del Mundo de MotoGP, Liqui Moly se ha convertido en patrocinador principal del gran premio de su país de origen, que pasará a llamarse “Gran Premio Liqui Moly de Alemania”. Esta carrera de MotoGP, que se celebra el próximo mes de junio en el Sachsenring, llevará el nombre del fabricante de aceites hasta 2023.

Liqui Moly ya dio este paso por primera vez en la carrera de MotoGP en Teruel. “La acogida y el éxito fue de tal magnitud que ya entonces nos decidimos a ser patrocinadores principales de otro gran premio. En nuestro mercado doméstico, Alemania, esto es magnífico, claro está ”, asegura el gerente Ernst Prost, ya que “aumenta la visibilidad de nuestra marca en todo el mundo”.

“Liqui Moly goza de buena reputación entre los pilotos”, explica, por su parte, Pau Serracanta, director gerente de Dorna Sports, empresa que gestiona MotoGP. “Me alegro de que la empresa siga aumentando su implicación en MotoGP”.

En 2013, Liqui Moly se convirtió en patrocinador de un equipo de Moto2. A continuación le siguieron una gran cantidad de publicidad en los circuitos y, desde hace cinco años, el fabricante es proveedor oficial de aceite para todos los equipos de las series Moto2 y Moto3. “Esto solo es posible cuando se ofrece la máxima calidad”, afirma Ernst Prost. “Los pilotos de carreras obtienen esta altísima calidad de nosotros, pero también lo hace el resto de conductores de motos y coches”.