A pesar de que cambiar el filtro de habitáculo es una operación cada vez más común y la carga de aire acondicionado ya empieza a entrar en la rutina del mantenimiento, falta una parte fundamental para mejorar la calidad del aire del habitáculo: la limpieza de todo el sistema de aire acondicionado. Liqui Moly recomienda usar Klima Refresh de forma preventiva para liberar el interior del vehículo de bacterias, hongos y moho de una manera simple, rápida y efectiva sin tener que desmontar nada.

Para la aplicación del producto, la compañía explica que hay que dejar el motor en marcha, poner en funcionamiento el climatizador, ajustarlo a modo de aire de recirculación, cerrar todas las ventanas, colocar la lata en el espacio de los pies, activarla y abandonar el coche. La lata se va vaciando paulatinamente y la circulación del aire distribuye el rociado a lo largo de los canales de ventilación y lo transporta hasta el vaporizador del climatizador.

Klima Refresh liqui moly 2

Unos tensioactivos limpian el vaporizador al disolver la capa de suciedad y evacuarla con el agua de condensación, de forma que atacan el problema del olor directamente en el origen. La aplicación concluye trascurridos diez minutos. “Donde antes olía mal, queda ahora una leve fragancia cítrica”, destacan desde Liqui Moly.

El rociado es tan fino y efectivo que esa pequeña cantidad es suficiente para todo el vehículo, por lo que se necesita también menor cantidad de gas propulsor. Para que se vierta todo el contenido de la lata en la corriente de aire, y no se desperdicie en la alfombra al caerse la lata, el cartón del embalaje se convierte en una pata de apoyo de gran estabilidad. La delgada lata se mantendrá así en posición vertical.

El nuevo Klima Refresh (Ref. 20000) reemplaza al ya conocido Klima Fresh por Liqui Moly, ahora con una fórmula renovada y más concentrada.