DRiV reunió a los medios de comunicación para hacer balance de 2020. La rueda de prensa online contó con la participación de Andrew Sexton, director general de la compañía; Maurits Binnendijk, director general para Europa occidental; Massi Milani, director ejecutivo de Marketing y Ventas y Egoitz Goiricelaya, máximo responsable de la compañía para el mercado ibérico.

Sexton aportó datos de DRiV, una compañía que da empleo a 78.000 empleados y que cuenta con 217 fábricas (3 de ellas en España) y 41 centros de distribución (uno de ellos en nuestro país) con unos ingresos totales de 17.500 millones de dólares.

Además, la posventa para la compañía representa el 72% y el mercado europeo, un 37% de sus ingresos totales y cuenta con cuatro divisiones: Clean Air, Powertrain, Ride Performance y Motorparts. En cuanto a sus marcas, podríamos dividirlas también en varios apartados: chasis, suspensión y frenado (Öhlins, Monroe, Moog, Ferodo, Wagner, Jurid y Champion); control de emisiones (Walker); mantenimiento/encendido (Champion y Beru) y motor y estanqueidad (Goetze, Glyco, Payen, Nüral, AE y FP Diesel).

Tras la integración entre Tenneco y Federal Mogul, Sexton señaló que ahora “somos una única compañía, pero hemos logrado aunar lo mejor de cada una de las compañías que se unieron”. Así, el máximo responsable de DRiV señaló algunas se sus fortalezas como proveedor, como su cobertura global (cuenta con marcas que permiten una estrategia “one stop shop”, esto es, poder comprar un abanico global de componentes en una sola operación); el hecho de contar con marcas icónicas, de prestigio, muy reconocidas en el mercado; el perfil diversificado del grupo -presta servicio a clientes globales y regionales-; diversos apoyos a las ventas y el marketing a partir de programas de fidelización; una competa oferta formativa y de asistencia técnica (que se va a unificar bajo el paraguas de la enseña Garaje Gurus) y la ventaja de contar con plantas de fabricación y centros de distribución en Europa (en un entorno como el de la pandemia, que dificulta el movimiento de productos entre países/continentes).

Más concretamente, Andrew Sexton detalló las ventajas competitivas de sus marcas principales. Así, Monroe destaca por su gran tradición de equipo original y tecnologías innovadoras, su cobertura, una garantía de cinco años y plantas de fabricación dedicadas a posventa; Ferodo incide en el diseño y fabricación europeos, presencia en competición, innovación y desarrollos de producto apra nuevos vehículos; mientras que Moog resalta por sus tres años de garantía, la tecnología Hybrid Core y por la cobertura de parque.

Respecto al mercado español, Goiricelaya y Sexton comentaron que las marcas del grupo “están bien posicionadas en nuestro mercado, y adoptamos diferentes estrategias según la marca”. Además, preguntados por el entorno actual de crecimiento de las marcas privadas en los grupos de distribución internacionales, ambos señalaron que es cierto, que en el mercado se está produciendo una polarización entre marcas premium y marcas privadas, destinadas al parque más antiguo. “Nosotros tenemos muchas marcas, y pueden adaptarse a las necesidades de los clientes y a segmentos de mercado concretos; siempre las preferimos frente a las marcas privadas, porque son más conocidas y reconocidas por los clientes y los usuarios finales”, aseguraron.