Con su sistema Wrong-way Driver Warning basado en la nube, Bosch ha desarrollado una solución que advierte en unos segundos tanto al conductor que circula erróneamente como a todos los usuarios de la carretera que se encuentren en riesgo inminente. Ahora, Škoda es el primer fabricante de automóviles del mundo en optar por este sistema. Gracias a una nueva aplicación de información y entretenimiento, los conductores recibirán el aviso directamente en la pantalla del salpicadero de vehículos como el Superb, Scala, Kamiq, Karoq y Kodiaq, a partir del primer trimestre de 2021.

Con el sistema de Bosch, equipado directamente en la 'head unit' de los vehículos Škoda, ambas compañías quieren reducir aún más el número de accidentes causados por conductores en sentido contrario. Cuando un vehículo se acerca a la entrada o salida de una autopista, el sistema envía automáticamente su posición GPS de manera anónima a la nube. En el 'backend' de la nube de Bosch, el software compara la dirección actual del vehículo con la permitida en la vía. Si los dos bloques de información no coinciden, el sistema alertará de su error al conductor en sentido contrario haciendo parpadear un aviso en la pantalla. La característica distintiva de esta solución es que la advertencia se produce en tan solo unos segundos y, por tanto, en la mayoría de los casos, antes de que el vehículo entre en la autopista.

Además, Bosch y Škoda prevén que la aplicación advierta inmediatamente a todos los usuarios de la carretera que estén conectados, que se aproximen y que estén potencialmente en riesgo. Esta función debería estar disponible a finales de año. Cuantos más vehículos se conecten a la aplicación Wrong-way Driver Warning de Bosch, más densa será esta red invisible de seguridad. Una vez que el vehículo abandona la entrada o salida de la autopista, finaliza el intercambio de datos entre el vehículo y la nube. Además de equipar el sistema en los vehículos Škoda, Bosch está en conversaciones con otros fabricantes de automóviles para poder incorporarlo en más vehículos.

wrongway driver warning boschEl sistema Wrong-way Driver Warning de Bosch basado en la nube ha estado disponible, desde 2018, como una aplicación para smartphones y ahora lo ofrecen 25 aplicaciones diferentes en Europa, estando a disposición de 26 millones de usuarios. Para implementar el sistema, se integra un módulo de software en aplicaciones para smartphones de emisoras de radio, streaming, navegación y noticias. En este caso, los datos GPS anonimizados se envían a la nube a través del teléfono móvil y se analizan en el backend de Bosch. El aviso se emite a través de la pantalla del smartphone y de una señal acústica.

Alrededor de 2,5 millones de usuarios activos únicos por mes emplean ya el sistema Wrong-way Driver Warning de Bosch en Europa, incluyendo personas en España, Francia, Suecia, Noruega, Polonia, Italia y el Reino Unido. Este año se unirán otros usuarios adicionales a medida que el sistema se expanda a Estados Unidos y Canadá, por primera vez fuera Europa. Actualmente, el 'backend' en la nube de Bosch evalúa más de 4,5 millones de viajes diarios para detectar el riesgo de conductores en sentido contrario.