Seguimos gastando más en bares y restaurantes que en la puesta a punto de nuestros vehículos, pero los datos recogidos en el II Informe “Cuida el motor de tu vida”, realizado por EuroTaller, invitan al optimismo. Las familias cada vez son más conscientes de la relación que existe entre el mantenimiento del coche y la seguridad vial. La inversión media de los hogares españoles destinada a mantener y reparar el automóvil creció casi un 20% el pasado año, hasta alcanzar los 616,24 euros, lo que supone el 2,11% del gasto total anual de las familias. El gasto en bares y restaurantes creció “sólo” un 8% en el mismo periodo. Con estos datos, la inversión en llevar el coche a punto vuelve a situarse en niveles de 2012, aunque sigue muy alejada, en términos absolutos del gasto total anual que hacen las familias en bares y restaurantes, que supera los 3.000 euros.

En este sentido cabe recordar que, en los tres últimos años, mientras el gasto en restauración y hoteles creció un 28,6%, el destinado a mantenimiento del automóvil apenas lo hizo un 7%. No extraña, por tanto, que con un parque móvil tan envejecido como el nuestro, (12,21 años de media en 2017), y una inversión en el mantenimiento del automóvil que no ha crecido al ritmo que lo ha hecho la economía y el gasto de las familias, los defectos graves detectados por las ITV en el mismo período se hayan incrementado un 30%.

Existen diferencias de hasta 300 euros entre comunidades autónomas en el presupuesto medio destinado por las familias al mantenimiento y reparación de sus vehículos. Las familias de Baleares (743,30 €), Galicia (697,68 €) y Cantabria (692,83 €) son las que más dinero destinaron el pasado año a cuidar sus vehículos en el taller. Por el contrario, aragoneses (527,82 €), riojanos (512,27 €) y vascos (429,52 €) fueron los que menos invirtieron en poner a punto sus vehículos. Por su parte, las familias de Extremadura destacaron como las que mayor porcentaje de su gasto destinaron al cuidado del coche (4,54% de su presupuesto total), mientras que el extremo contrario vuelven a figurar las familias del País Vasco, para las que el paso por el taller apenas supuso un 1,27% de su presupuesto.

Si tenemos en cuenta la evolución del gasto en los últimos tres años, los hogares de Baleares ( 49,93%), Navarra ( 29,46%) y Madrid ( 27,51%) son los que más han incrementado la partida de gastos destinada al mantenimiento de sus automóviles. En el extremo opuesto, figuran las familias de Canarias, Cantabria y País Vasco donde el gasto en taller en el periodo 2015-2017 se contrajo el 8,5%, 16,09% y 29,35% respectivamente.

En este contexto, Carlos Calleja, director de EuroTaller, recuerda la importancia de llevar el coche siempre a punto: “Invertir en un correcto mantenimiento del automóvil, evitando posponer las revisiones periódicas de nuestros vehículos más allá de lo razonable, es invertir en nuestra propia seguridad. Por ello celebramos el aumento de la concienciación de los hogares sobre este particular y su traducción en un incremento en la partida destinada al cuidado del coche. No obstante, y a tenor del incremento registrado en el número de defectos detectados por la ITV, y la elevada edad del parque, es necesario seguir incidiendo en las ventajas que reporta la practica de un mantenimiento responsable del automóvil, tanto en el plano de la economía, al evitar costosas averías y un excesivo consumo de combustible, como en el de la seguridad vial y el medio ambiente”.

El II Informe “Cuida el motor de tu vida. Situación del mantenimiento responsable del vehículo en las familias españolas” se puede consultar en formato ebook a través de la página web de EuroTaller. La nueva edición del informe compara la evolución del gasto en el mantenimiento y reparación del automóvil con variables como los defectos detectados en la ITV, la antigüedad de nuestro parque o el gasto medio de los hogares españoles en ocio, cultura, alcohol y tabaco o restauración y hoteles, ofreciendo una interesante foto fija de la evolución de los patrones de gasto de las familias españolas por Comunidades Autónomas.