Continental presenta nuevos neumáticos súper-elásticos para carretillas elevadoras. Uno de sus modelos, el CS20, está diseñado para ahorrar de manera significativa energía y cuenta con un diseño de hombro cerrado. Ofrece, asimismo, una buena estabilidad al realizar frecuentes cambios de dirección o maniobras de giro.

"Con la introducción de los nuevos neumáticos, continuamos con nuestro enfoque de desarrollar soluciones que aborden específicamente las necesidades de nuestros clientes", aseguró Michael Andreas Maertens, director general de Continental Commercial Specialty Tires.

Indicar que los vehículos equipados con el nuevo Continental CS20 ahorran energía en su uso diario, pues diseño del hombro cerrado minimiza las vibraciones y, por tanto, maximiza el funcionamiento silencioso y suave, mejorando el confort de marcha.

La banda de rodadura continua del CS20 ayuda a hacer frente a las cargas laterales más altas y mejorar la estabilidad en el transporte de cargas pesadas. Se característica también por su innovador diseño de doble -, con un contorno redondeado para una excelente tracción.

Por su parte, el Continental SC20 Mileage mejora el éxito del portfolio SC20: su innovador compuesto de caucho incrementa el kilometraje y reduce los costes de servicio y mantenimiento. Es especialmente relevante cuando los vehículos operan en superficies exigentes.

"El desgaste del neumático se acelera sobre todo en aplicaciones al aire libre con terrenos muy abrasivos tales como adoquines, u objetos en la superficie. Para los vehículos que operan en estas condiciones, nuestros ingenieros han desarrollado un nuevo compuesto de caucho con azufre de conexiones de cadena corta. El SC20 Mileage es el primer neumático con este nuevo compuesto", recalca Maertens.

Del mismo modo, su banda de rodadura se adapta a superficies sucias y proporciona resistencia a los pinchazos y cortes. Estas características dan lugar a un menor desgaste y una vida útil mayor.

Finalmente, el SC20  Energy cuenta con una baja resistencia a la rodadura. La cubierta es especialmente adecuada para los vehículos eléctricos usados en aplicaciones de interior.

Debido a la baja resistencia a la rodadura, los vehículos consumen menos energía y la duración de la batería se alarga. Los resultados son menos tiempos muertos y reducción de los costes operativos. Además, sus cualidades de rodadura optimizada minimizan el desarrollo de calor durante la conducción.