Dunlop ha concluido con resultados prometedores los cuatro días de pruebas en el circuito Paul Ricard en el sur de Francia, con los equipos preparados para las carreras inaugurales del Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC) de la FIA y para las European Le Mans Series (ELMS) que se celebrarán dentro de tres semanas en Silverstone.

Dieciséis fueron los equipos que utilizaron los neumáticos Dunlop el martes y el miércoles para los tests de las ELMS, en siete chasis diferentes, completando más de 17.000 kilómetros durante las 18 horas en pista. Los equipos calzados con Dunlop de la LMP2 coparon cuatro de las cinco sesiones en términos de ritmo, pero el énfasis estuvo en la distancia, con equipos que prefirieron acumular datos sobre rendimiento en distancia de carrera. La categoría LMGTE donde todos los coches calzan Dunlop, parece prepararse para una lucha particularmente ajustada con una mayoría de participantes separados por tan sólo 0,5 segundos.

El viernes y el sábado los 15 coches Dunlop del WEC sumaron kilometraje en las tres categorías. El número 13 Rebellion Racing fue el coche de equipo privado más rápido de la LMP1 seguido por su coche hermano y por el ByKolles Racing. También por primera vez con Dunlop en 2016 estaba el dúo Aston Martin Racing en las categorías LMGTE Pro y Am. Los cinco equipos dedicaron tiempo a aprender la combinación chasis/neumático durante las 17 horas de tiempo en pista.

En la LMP2, Signatech Alpine fue el más rápido en los tests con un tiempo de 1:46.974, unos 0,5 segundos más rápido que el mejor de la LMP2 en 2015 a pesar de las temperaturas más cálidas de este año. La categoría LMP2 está particularmente fuerte y todos los equipos probaron los tres compuestos lisos (blando, medio y medio ). La gama de LMP2 se ha renovado completamente en 2016.