Nuestro país ha superado por primera vez la barrera de los dos dígitos en matriculaciones de vehículos eléctricos tras sumar un total de 13.021 unidades entre eléctricos puros (9.671) e híbridos enchufables (3.350), que duplican las 6.180 matriculaciones de 2016. “Estas cifras evidencian el repunte de los vehículos con etiqueta cero emisiones y el interés creciente que la movilidad eléctrica tiene entre las empresas, administraciones y particulares”, señala el director gerente de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de Vehículo Eléctrico (Aedive).

En diciembre de 2017, las ventas fueron de 1.165 eléctricos y 545 híbridos, un repunte final que estuvo marcado, según Aedive, por el impulso de las ayudas del Plan Movalt para la compra de vehículos de energías alternativas impulsado por el Gobierno, que se activaron el 13 de diciembre y se consumieron en poco más de 24 horas.

A principios de 2018 está prevista la activación del Movalt para infraestructuras de recarga por un importe de 15 millones de euros, y otros 15 para el Movalt I D i, destinado a proyectos de innovación. Asimismo, el Gobierno prevé la posibilidad de inyectar más fondos para ayudas a la compra de vehículos eléctricos en la primera mitad del año para dar continuidad al Movalt 2017, que tenía una duración prevista hasta el 30 de junio de 2018 pero que se ha visto desbordado por la demanda.

Por marcas, Renault fue el fabricante con mayor acumulación de matriculaciones en 2017, con un total de 1.327 unidades, seguido por BMW (683), Daimler (531) y Nissan (530). En las dos ruedas, el fabricante español Torrot se apunta el mayor volumen de matriculaciones con 1.638 unidades, principalmente por las ventas destinadas al motosharing de Muving en España