Con la entrada en vigor del Reglamento Europeo de Distribución 1400/2002, el consumidor tiene libertad para elegir el taller donde pasar las revisiones y tareas de mantenimiento de su coche, por lo que puede optar por un taller oficial o por otro independiente sin que afecte a la garantía mínima de dos años con la que cuentan todos los coches nuevos.

Entre las razones que dan desde la Asociación Madrileña de Distribuidores de Automóviles (Amda) para realizar el mantenimiento en un concesionario oficial, se encuentran, en primer lugar, las tarifas estrictas que imponen las marcas según los tiempos estipulados y optimizados de acuerdo a los estándares del fabricante. “No hay que dejarse llevar por una tarifa por hora de trabajo más barata en un taller multimarca o independiente. Valora si el trabajo se ha realizado en el mismo tiempo que calcula una marca y con los mismos estándares de calidad”, indican desde Amda.

También desde la asociación apuntan que los concesionarios oficiales, además de recambio original, utilizan “maquinaria y herramientas perfectamente adaptada a los modelos de la marca, lo que, en muchos casos, facilita el realizar las tareas de revisión o reparación en menos tiempo”.

Por otro lado, la incorporación de avanzadas tecnologías en los vehículos ha alterado el panorama del mercado de posventa y, según Amda, no suele ser tan sencillo reparar un coche como hace años. “No hay mejor garantía de que la reparación y el mantenimiento se realizará correctamente, que confiar en el trabajo de los especialistas de un taller oficial”, ya que sus mecánicos “están recibiendo una continua formación que procede directamente de la marca”. La asociación destaca que “los fabricantes se preocupan de que cuenten con unas instalaciones correctas y reciban continua formación sobre los nuevos modelos y técnicas de reparación”.

Las dos últimas razones que dan desde Amda son, en muchos casos, un mayor periodo de garantía para la operación realizada, que por ley es de tres meses o 20.000 kilómetros; y la organización y estructura del servicio posventa de las marcas. “El cliente que acuda con su coche dispondrá de una amplia oferta de servicios, desde un vehículo de sustitución para garantizar su movilidad mientras su coche permanece en el taller, hasta una zona de descanso con bebidas, prensa o Wi-Fi para dinamizar la espera”.