El papel de los representantes en el sector posventa automoción se antoja como determinante, más aún en plena coyuntura económica, al ser la primera imagen de las firmas y, sin lugar a dudas, su prolongación. En ello influye decisivamente su conocimiento de mercado, la cercanía con el cliente y, por qué no, el hecho de que representan un coste variable para muchas empresas que no quieren -o no desean asumir- una red propia de ventas. Nos lo cuentan ellos mismos y lo contamos en el número 237 de Talleres en Comunicación