La División Aftermarket de ZF continúa en el área de posventa la competencia de ZF, con una oferta completa de productos y servicios para el sistema completo de transmisión y chasis. Ahora, ZF Aftermarket lleva hacia el futuro la aureola de la marca Sachs y analiza, en el marco de una campaña multimedia, su historia industrial y de desarrollo.

En el centro de la primera parte de la nueva campaña de Sachs está el BMW M4 DTM, equipado con un embrague de carbono de Sachs, que fue desarrollado especialmente para los vehículos del campeonato alemán de turismos (DTM). Materiales de primera calidad, gran fiabilidad y una notable durabilidad distinguen este embrague.

El conocimiento del deporte del motor se transfiere directamente a los productos en serie para la carretera. Por eso, los embragues Sachs se distinguen por una vida útil más prolongada y una mayor capacidad de carga térmica. Los embragues de Sachs, que se pueden pedir a ZF Aftermarket como piezas sueltas de primera calidad o como prácticos kits de montaje, para el montaje simplificado, garantizan las características de tracción perfectas.

El kit de embrague de Sachs incluye el plato de presión, el disco de embrague y el cojinete de desembrague, así como grasa especial para el montaje, de forma que el cambio del embrague se realiza con seguridad, efectividad y ahorro de tiempo. Además del kit de embrague con volante bimasa y el plato de presión XTend con compensación automática del desgaste, existen también otras combinaciones, como con cojinete central de desembrague.

Con visualizaciones y vídeos dinámicos, así como actividades de marketing directo y en línea, la nueva campaña de Sachs esta dirigida especialmente a mayoristas y talleres. Helmut Ernst, director de ZF Aftermarket, se muestra orgulloso de este enfoque innovador. “Calidad e innovación, fuerza y fiabilidad, rendimiento y arte de ingeniería, nosotros les ofrecemos a nuestros clientes la combinación perfecta de estos valores desde hace ya más de 100 años con nuestra marca Sachs”.