La voluntad para seguir siendo competitivos y rentables ha creado, según NSK, “una cultura en la que muchas empresas se ven obligadas a tomar decisiones de compra basadas solo en el precio unitario, ignorando otros factores como el coste total de propiedad (TCO) y el rendimiento”. Sin embargo, la búsqueda de “gangas irresistibles” a menudo tiene un precio mucho más alto, y muchos equipos de compras e ingeniería desconocen los riesgos y peligros que implica adoptar estrategias de este tipo, destacan desde la compañía fabricante de rodamientos.

El resultado final suele ser la adquisición y uso involuntario de rodamientos falsificados. Estas falsificaciones de baja calidad fallan con mayor frecuencia al empezar a utilizarlas, lo que aumenta los costes de mantenimiento y los periodos de inactividad que, según NSK superan con creces el ahorro conseguido en la compra inicial.

NSK rodamientos falsificado

Los rodamientos falsificados tienden a originarse en fuentes no controladas en países con economías de bajo coste, en los que "organizaciones poco honestas usan materiales de menor calidad que generalmente se procesan en máquinas antiguas operadas por operarios no cualificados mal pagados", indican desde NSK. Los rodamientos, que a menudo se manejan y se almacenan mal, se colocan en cajas diseñadas para parecerse al embalaje original del fabricante al que se está imitando, ocultando por completo la falta de autenticidad del producto para engañar tanto a los compradores como a los usuarios.

Al comprar rodamientos falsos solo se consigue una falta de calidad. NSK señala que estos rodamientos pueden durar lo suficiente como para pasar las pruebas de preproducción, pero su posterior fallo prematuro en las instalaciones generará incertidumbre sobre el rendimiento de la máquina, el sistema o el vehículo en el que estén instalados. "Esta eventualidad puede comprometer la reputación de la marca y perjudicar las ventas".

Muchas empresas que se encuentran en esta situación pedirán ayuda y descubrirán la ausencia total de asistencia técnica o asesoramiento. Por lo general, los falsificadores no dispondrán de ingenieros locales disponibles para solucionar preguntas, ni habrá centros tecnológicos modernos y bien equipados para proporcionar datos de prueba, evaluaciones de defectos del producto o análisis de fallos.

Respecto a los materiales que se utilizan para producir rodamientos falsos, no son de la calidad proporcionada por los proveedores de los OEM (fabricante de equipos originales) como NSK, que se basa en décadas de experiencia en ciencia de materiales para garantizar que sus rodamientos superen las demandas de las aplicaciones industriales modernas. La calidad del acero es el factor principal en la fiabilidad del rodamiento, y en estas condiciones no es infrecuente una diferencia en la vida útil de hasta 20 veces inferior (entre la de los rodamientos originales y la de los falsificados).

La vida de fatiga de los aceros con aleación para rodamientos, tales como 100 Cr6 (o SUJ2 en el estándar japonés), depende principalmente del contenido de inclusión. Las inclusiones de óxido o no metálicas en particular propician efectos negativos debajo de la superficie del camino de rodadura. Como ejemplo, se sabe que las inclusiones de óxido de aluminio, que se forman a través de la oxidación durante la fusión, pueden conducir a una reducción importante en la vida a fatiga del rodamiento. NSK explica que este efecto se crea porque las inclusiones de óxido de aluminio son relativamente duras y pueden fragmentarse cuando se procesa acero como por ejemplo al forjarlo. Durante la ruptura, las inclusiones se contraen y debilitan la microestructura.

Junto con un fabricante de acero, NSK ha desarrollado materiales como acero Z, acero EP y BNEQARTET para evitar este efecto negativo. La compañía también utiliza procesos especiales de microsoldaduras que reducen el contenido no metálico y prolongan la vida a fatiga.

Con las falsificaciones, el tratamiento térmico es otro factor, a menudo ausente o mal aplicado, que compromete las características específicas de los aceros empleados y, en consecuencia, de los rodamientos. Los materiales como el acero SHX de NSK se someten a un tratamiento térmico específico que es resistente al desgaste a altas temperaturas de funcionamiento. Los rodamientos de este tipo son necesarios no solo cuando el calor está presente como parte inherente del proceso, sino también en aplicaciones tales como máquinas herramienta, en las que rápidas velocidades del husillo generan altas temperaturas en los sistemas de transmisión del movimiento.