Continental, proveedor internacional de la industria del automóvil, fabricante de neumáticos y socio industrial, confirma tras seis meses su objetivo para el ejercicio económico 2013 de alcanzar un margen EBIT normalizado superior al 10%. El Grupo espera que la cifra de negocio aumente a cerca de 34.000 millones de euros.

"Tras un comienzo complicado del año en curso, el segundo trimestre ha transcurrido mejor, tal y como se esperaba, especialmente en Europa. Sin embargo, este hecho no se debe interpretar como un cambio de tendencia", señaló Elmar Degenhart, presidente de la Junta Directiva. También confirmó su intención de generar un flujo de caja libre para todo el año de más de 700 millones de euros.

Degenhart consideró seguidamente que "debido a nuestra posición internacional y al continuo crecimiento de los índices de equipamiento de los vehículos con nuestros productos, en el tercer trimestre vemos un crecimiento estable de la cifra de negocio del Grupo con respecto al mismo trimestre del año anterior, pero ninguna recuperación con respecto al segundo trimestre".

El motivo radica esencialmente en los mercados de neumáticos de repuesto para turismos, que se han recuperado a menor ritmo del esperado, especialmente en el Viejo Continente. Además, prosiguió el directivo, esperamos una ralentización del crecimiento en los mercados asiáticos y en la región NAFTA

Por el contrario, la tendencia a la baja de los precios del caucho natural y sintético ejerce un efecto liberador, lo cual es fundamentalmente una consecuencia de la contención de la demanda en los mercados de neumáticos. "En este caso contamos con una descarga para el Rubber Group de alrededor de 300 millones de euros en el año en curso", desveló Degenhart.

La cifra de negocio del Grupo ascendió en los primeros seis meses en comparación con el mismo periodo del año anterior en un 0,4%, elevándose así a más de 16.500 millones de euros. El resultado operativo (EBIT) se redujo ligeramente durante la primera mitad del año respecto a 2012 en un 1,4%, situándose en más de 1.600 millones de euros. Esto equivale a un margen del 9,8% frente al 10,0% del año anterior.

El resultado operativo normalizado (EBIT normalizado) descendió durante la primera mitad del año en un 4,2% con respecto al mismo periodo del año anterior, posicionándose en cerca de 1.800 millones de euros. En el segundo trimestre el valor del año anterior ya se superó en un 1,5%.