La nueva alerta de seguridad publicada por Rapex sobre vehículos Opel afecta a aquellos comercializados entre julio de 2019 y noviembre de 2020. El problema, detectado en Alemania, afecta a los tornillos de las ruedas de varios modelos de coches Opel. En concreto, se trata de un problema de ajuste, no están lo bastante apretados y existe una mayor probabilidad de que durante la circulación se perdiera una rueda, con el consiguiente riesgo de accidente.

Este fallo afecta a los modelos Astra, Combo, Corsa, Crossland, Grandland, Insignia, Vivaro y Zafira vendidos entre el 23 de julio de 2019 y el 10 de noviembre de 2020. Solo en España este problema de seguridad podría llegar a afectar a unos 30.000 vehículos, según informa OCU.

Rapex indica que el fabricante ya ha iniciado medidas para ponerse en contacto con los propietarios de los vehículos afectados para proceder al ajuste necesario en las ruedas del vehículo, de manera totalmente gratuita. Sin embargo, si no lo hace, el usuario puede tomar la iniciativa y ponerse en contacto con el servicio de atención al cliente o servicio posventa de Opel España.