Empresas

CNH2 y Funme unen fuerzas en favor del vehículo eléctrico de pila de combustible

Estas dos organizaciones firman un acuerdo de colaboración con el fin de que la transición al vehículo eléctrico sea “adecuada, ordenada y exitosa”.
CNH2 Funme acuerdo

El director del Centro Nacional Del Hidrógeno (CNH2), Emilio Nieto, y el presidente de la Fundación Nacional de Movilidad Eléctrica (Funme), Cándido García, han suscrito un acuerdo de colaboración que contempla la colaboración mutua en el desarrollo y difusión de ambas tecnologías de movilidad eléctrica. En opinión de las organizaciones, “tanta desinformación está perjudicando a su desarrollo y, por qué no, a la velocidad de su implantación”.


Funme y CNH2 manifiestan la importancia de “una comunicación realista acerca de las posibilidades del vehículo eléctrico de pila de combustible, una alternativa cero emisiones y que, sin duda, tiene cabida en el futuro sostenible de nuestra movilidad. El desarrollo y la implantación del vehículo eléctrico de pila de combustible serán necesarios para completar el parque móvil de España, aportando una solución en aquellos casos en los cuales el vehículo eléctrico de batería no cubra las necesidades o sea económicamente inviable”.

CNH2 Funme

En muchas ciudades españolas ya se están implantando medidas y restricciones a la movilidad “pero, en ocasiones, de un modo que no es el más óptimo, siendo medidas que no favorecen ni a la reducción de emisiones ni a los trabajadores ni a los empresarios. Y, lo peor de todo, que afectan directamente al ciudadano y a la economía de las ciudades”, señalan desde ambas entidades.


El CNH2 es una entidad pública dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación y de la Junta de Castilla-La Mancha al 50%. Configurado como un centro de investigación y desarrollo que cubre toda la cadena de valor del hidrógeno y las pilas de combustible, tanto como vector energético como materia prima, cuenta con distintos laboratorios e instalaciones auxiliares para cubrir cada parte de la cadena de valor, desde la producción y el almacenamiento, hasta la transformación e integración en las distintas aplicaciones, tanto estacionarias como de movilidad. Una de las utilidades del hidrógeno verde precisamente es el vehículo eléctrico de pila de combustible donde comparten con la Fundación Funme un objetivo común.

La Fundación Funme, por su parte, está trabajando para que la transición al vehículo electrificado sea ordenada, progresiva y adecuada ya que esto favorece la experiencia del usuario final con esta clase de vehículos, sea una empresa o un empleado. Según la organización, esto solo se puede hacer desde la formación y el asesoramiento de todos los actores implicados en la llamada transición a la electrificación, fabricantes, talleres, concesionarios, comerciales, mecánicos, políticos, ayuntamientos, administraciones, etc.

Relacionado España se prepara para la fabricación de baterías y pilas de hidrógeno

Hoy destacamos

Buscar en Posventa

Síguenos