La XXXII edición de AutoRetro Barcelona, Salón Internacional del Vehículo Clásico, se celebrará del 4 al 7 de diciembre, con un total de 286 expositores de una decena de países y más de 600 vehículos con historia, entre automóviles y motocicletas, que ocuparán los 20.000 m2 de superficie útil que ofrece el Palacio 8 de Fira de Barcelona. Durante cuatro jornadas la Ciudad Condal se transformará en una auténtica fiesta del clásico.

El certamen inicia en esta edición una nueva etapa dirigida a consolidar su complicidad con los aficionados, a través de un ambicioso programa que combina acción comercial y actividades de ocio y entretenimiento. Así, esta nueva etapa viene marcada por un cambio en la dirección de este Salón de Clásicos decano de España, que a partir de este año asume la empresa ERMevents.

Entre los muchos vehículos en exposición y venta habrá autenticas joyas que pondrán de manifiesto la excelencia con la que trabajan los restauradores españoles y el mimo que muchos coleccionistas aplican a la conservación de sus vehículos.

Sobresaldrán en automóviles Jaguar XK140 competición de 1955, Delehaye 135M de 1939, Aston Martin DB2/4 MkII de 1957, Mercedes 190SL, Porsche 911 de 1965 competición, Messerchsmitt 201, Isetta de 1957, Alfa Romeo Giulietta Sprint Speciale 1962 y una selección de Seat/FIAT 1400  en versión cabriolet, entre otros.

Ya en motocicletas, Henderson Deluxe de 1928, Cuadriciclo Peugeot de 1900, Montesa Impala 'Kenya', o una Indian Daytona Racing de 1919, entre otras.

Apoyándose en la presentación de un producto atractivo, el objetivo de AutoRetro es revitalizarse como plataforma generadora de oportunidades de negocio para las empresas del sector, convirtiéndose en dinamizador del mercado, en enlace entre el restaurador y el coleccionista. Sin duda, el segmento de clásicos es hoy un valor de inversión alternativa que ofrece seguridad al tiempo que alta rentabilidad.

Pero la actividad comercial de este salón no se limitará exclusivamente al vehículo restaurado, pues incluye una amplia oferta de piezas, recambios y complementos en el área de automobilia, un mercado que es siempre el paraíso del aficionado o coleccionista que gusta de acometer personalmente la restauración de su automóvil o motocicleta.

La propuesta comercial de AutoRetro se combina con un amplio programa de actividades paralelas dirigidas a promocionar la historia del vehículo clásico y la ingente labor que desarrollan los clubes de aficionados en este campo. Se trata, además, de continuar generando afición a través de la programación de actividades con marcado carácter participativo.