La web Catawiki subasta un Fiat 500, de 1975, de gasolina y color blanco, cubierto por completo de pelo por el Estilista Maria Lucia Mugno. Esta característica le valió para entrar en 2010 en el Libro Récords de los Guinness por ser “el coche con más pelo del mundo”.

El trabajo del diseñador le valió más de 20 días de trabajo y una tonelada de pelo natural de la India, con una inversión total estimada de alrededor de 85.000 euros. Según el subastador, “los pelos se han desinfectado, lavado, blanqueado y teñido con un proceso industrial, peinado y aplicado a las superficies internas y externas del 500, incluyendo el volante”.

El Fiat 500, que muestra ahora trenzas rubias y oscuras, ha sido a menudo invitado del Programa del Récord, muy popular de la televisión italiana, donde ganó el récord del coche más peludo del mundo dos veces: una en 2010 y otra en 2014, gracias a la incorporación de un sombrero, también de pelo natural, en el techo.