Un correcto mantenimiento ayudaría a los transportistas autónomos a ahorrar un 40% en reparaciones innecesarias provocadas por el mal estado de sus vehículos, que en el caso de una pequeña flota se mueve en una media de cinco camiones, según datos de Euromaster.

Más del 50% de los vehículos pesados en circulación en nuestro país son de pequeños transportistas y autónomos, a los que tener el vehículo inmovilizado en el taller supone también un coste extra por todo lo que deja de ingresar en este tiempo al no tener el camión disponible. Costes que, según el especialista, “impactan en una cuenta de resultados afectada por la recesión económica, a lo que hay que añadir recientes o previstas subidas fiscales y de la cuota de autónomos”.

Para ayudar a este colectivo, Euromaster apuesta por un mantenimiento predictivo a través de soluciones tecnológicas, que permitan conocer a fondo el estado general de las flotas, anticipando así incidencias, reduciendo asistencias y optimizando el coste por kilómetro de cada vehículo.

Gracias a este mantenimiento predictivo, se logran reducir en un 70% las paradas inesperadas y las asistencias en carreteras ocasionadas por un problema en los neumáticos, teniendo en cuenta que el vehículo haga sus revisiones periódicas correspondientes cada tres meses. Además, Euromaster promueve entre los transportistas seguir en tiempo real el estado de sus vehículos a través de app en sus móviles, que les avise cuando sea necesaria una puesta a punto y evitar averías que paralicen su actividad.

Para Elías Ocque, responsable de Vehículo Industrial de Euromaster para España y Portugal, “tan importante es el ahorro económico como ayudar a acelerar la profesionalización de los pequeños negocios de transporte, dejando el mantenimiento en manos de expertos, en vez del habitual 'do it yourself' de estos emprendedores, de tal modo que éstos puedan centrarse en su principal actividad, su negocio”.