Un buen sistema de iluminación mejora el tiempo de reacción y la visibilidad en condiciones meteorológicas adversas. En contrapartida, una mala iluminación aumenta el riesgo de accidente (menos tiempo de reacción y mayor fatiga visual). Hay un dato que sirve para reafirmar la importancia de mantener en perfectas condiciones el sistema de iluminación y señalización del vehículo; el 82% de los accidentes se producen de noche o bajo malas condiciones de visibilidad.

¿Sabías que por la noche nuestra percepción visual se reduce de 1:10 a 1:3? Traduciendo estos términos, por eso necesitamos estar a 3 metros de un objeto que, a la luz del día, podríamos ver a 3 metros. Además, la vista empeora con la edad, las pupilas se “nublan” o “vuelven opacas” y con solo 40 años necesitamos incluso 3 veces más luz para poder ver como un niño.

¿Y sabías que a 100 km/h tu visibilidad es de solo 45 grados? Un campo de visión tan reducido conlleva peligros. Los vehículos y personas que se cruzan en tu camino desde los laterales solo serán visibles en algunos casos, y con muy poca probabilidad si además no hay suficiente luz. Aunque a menudo se subestima en comparación con otros elementos (como el ABS, el ESP, los cinturones de seguridad o los airbags), lo cierto es que el alumbrado de tu vehículo es el factor que ocupa la primera posición en lo que la Asociación Europea de Proveedores del Sector de Automoción ha denominado “el círculo de seguridad”. Algunos consejos:

  • Cambia siempre las lámparas de dos en dos
  • Recuerda revisar todas las lámparas de señalización interior y exterior para una seguridad y confort permanente
  • Limpia las ópticas regularmente ya que puedes perder hasta un 10% de luz
  • Utiliza siempre recambios de calidad, ya que son los únicos que cumplen con las mismas exigencias de eficiencia que los instalados en el vehículo cuando salió de fábrica. Que sean de calidad OE no quiere decir que tengas que comprarlo en el concesionario; los distribuidores de recambio y tu taller multimarca de confianza tienen productos de calidad OE o equivalente que cumplen las mismas exigencias que el producto que monta el vehículo en origen e incluso están fabricados por el mismo proveedor
  • La correcta alineación de los faros delanteros es fundamental tanto para el confort como para la seguridad de los ocupantes del vehículo y resto de usuarios de la vía
  • Visita al oftalmólogo regularmente, y de manera especial si notas que tu capacidad visual ha disminuido.

Pero además de los sistemas de iluminación, debemos prestar mucha importancia a los sistema de señalización y revisarlos de manera regular. La seguridad estar en ver, pero también en ser vistos. Desde hace unos años hay un sistema que ha cobrado una especial importancia, las luces diurnas, que permiten que os demás usuarios de la vía nos vean también de día o en condiciones de baja visibilidad, cuando no llevamos encendidas las luces de cruce y que se encienden al arrancar el vehículo sin necesidad de conectarlas mediante ningún interruptor o mando. Los sistemas específicos de iluminación diurna en LED, al contrario que las luces de cruce, están diseñados con un ángulo de luz que permite aumentar la visibilidad del vehículo de día, incrementando la distancia y el ángulo de detección. Y para saber más sobre sistemas de iluminación puedes consultar las “Lecciones de Confianza” o las “Historias basadas en hechos reales” de la plataforma “Elige calidad, elige confianza”.