En numerosas ocasiones un taller independiente toma la decisión de convertirse en taller oficial. En ese momento son muchas las dudas que le asaltan sobre qué pasos a seguir para que esta iniciativa llegue a buen puerto.

A esta cuestión y otras dudas frecuentes, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) da respuesta a través de su libro 'Las 194 preguntas fundamentales del sector automoción y las soluciones de Ganvam'.

De acuerdo con el departamento jurídico de Ganvam, aquel que desee convertirse en taller oficial deberá solicitar, en primer lugar, la información relativa a los estándares y criterios de calidad que hay que cumplir para pertenecer a esa red oficial.

Una vez conocidos, el taller en cuestión deberá acometer las inversiones más adecuadas para alcanzarlos y posteriormente someterse a la auditoría de la marca, que deberá superar con éxito para finalizar el proceso con el nombramiento ya oficial de la red.

Si bien es cierto que cada marca puede establecer un procedimiento u otro, de un coste variable y más o menos dilatado en el tiempo, lo que en ningún caso puede suceder es que el proceso sea discriminatorio o disuasorio. Discriminatorio porque exija a unos talleres una cosa y a otros otra, y disuasorio porque desaconseje a los candidatos solicitar el ingreso en la red.