Faconauto recordó durante el XXIV Congreso Nacional de la Distribución de la Automoción que los concesionarios reparan más de 15 millones de vehículos al año, pese a que la actividad de los talleres oficiales está atravesando una situación muy complicada, que se alargará todavía más en el tiempo, sobre todo debido al progresivo envejecimiento del parque de nuestro país.

 

"Faconauto avisó hace tres años que la posventa iba a caer con fuerza, pero nadie nos escuchó. Ahora son las marcas las que están muy preocupadas. Pues bien, juntos, marcas y concesionarios, debemos dejar de lado un modelo obsoleto, reciclarnos, aprovechar las nuevas tecnologías para estar más cerca de nuestros clientes y adaptarnos a sus necesidades", expuso el presidente de Faconauto, Jaume Roura.

El dirigente indicó a continuación que es obligatorio que ganemos cuota de mercado en las reparaciones de los coches de entre cinco y diez años de edad.

También hizo un llamamiento para que el sector no cometa los mismos errores que en el pasado, antes de instar a las marcas a hacer lo necesario para impulsar la rentabilidad de los concesionarios. "Cojamos el mercado de Estados Unidos y copiémoslo: ellos han salido de la crisis y ganan dinero".

Roura recalcó que sin rentabilidad no tiene sentido que seamos empresarios. "No se puede repetir el eror de tener a los concesionarios dando pérdidas y manteniendo costosas y pesadas estructuras que nos impidan adaptarnos a los cambios y que, como se ha visto en esta última crisis, da como resultado el cierre de empresas y más paro".

Las marcas tienen que apostar por concesionarios profesionales y por una red acorde con el mercado español, apuntó, al tiempo que apostó por un e.
En su opinión, el paro es una lacra de este país y entre todos tenemos que trabajar para reducir las cifras actuales. "Necesitamos crear 500.000 puestos de trabajo en España y el Plan Pive nos ayuda a que las fábricas de coches no estén paradas".

"Si hay Plan Pive 8 - ya anunciado - llegaremos al millón de matriculaciones. Si no, iremos para atrás, como los cangrejos. Todavía hay muchos coches antiguos por renovar", pronosticó.