KIA Canarias celebró el pasado 30 de noviembre su primera convención anual, encuentro que sirvió para hacer balance de lo conseguido y establecer nuevas metas. El objetivo de la firma coreana, en este sentido, es hacer que cada vez haya más conductores que disfruten de los siete años de garantía de KIA.

A lo largo de esta productiva jornada, bajo el lema 'KIA está de moda', se analizó el mercado canario, haciendo hincapié en la trayectoria de la compañía tanto en ventas de vehículos como en posventa.

La empresa importadora, a cargo del Grupo Ari y el Grupo Bergé, hizo repaso a todo lo logrado en dos años de singladura. Miguel Crispín, director gerente de KIA Canarias, fue desgranando punto por punto ese análisis con ayuda de Iván Belón, responsable de producto de la importadora, y Sergio de León, a cargo del área de posventa de la marca.

Pero más allá del terreno conquistado en forma de matriculaciones y penetración en el mercado regional, el acto permitió que importadora, concesionario y red de agentes empezaran a mirar al futuro.

KIA Canarias tiene un plan para 2014 y éste pasa por la consolidación de la marca en el archipiélago. Crispín y su equipo pusieron el acento en los recursos humanos y en la formación, dos apuntes que se enriquecieron durante las dinámicas de grupo, en las que se comenzó a trabajar sobre varios conceptos de negocio.

Durante el certamen también se debatió la planificación de la llegada de la nueva hornada de modelos KIA, cuyo primer avance será el nuevo Optima, modelo que todos los asistentes pudieron apreciar, y que en breve se presentará a todo el público isleño.

Hasta nueve modelos llegarán a lo largo del próximo año, algunos con importante peso en las ventas totales de KIA Canarias y que, sin duda, van a hacer que la marca siga estando de moda en el archipiélago.