La Formula Student Spain, que se ha celebrado estos días en el Circuito de Montmeló (Barcelona), es una competición organizada por la STA, Sociedad de Técnicos de Automoción, donde equipos de estudiantes de las mejores universidades de ingeniería de todo el mundo compiten en el diseño, desarrollo, construcción y conducción de un monoplaza de carreras.

 

En este sentido, el coche de carreras presentado tiene que cumplir unas características óptimas de conducción, aceleración, frenado y estabilidad a la vez que debe ser fácil de mantener y con un alto grado de rentabilidad.

Durante los días de la Formula Student Spain, los equipos participantes se evalúan de modo teórico y práctico, llevando a demostrar su conocimiento y habilidades de gestión, tales como la construcción de un coche, presentar un plan de marketing o su planificación económica.

La Formula Student promueve la excelencia en las carreras profesionales de ingeniería, ya que abarca todos los aspectos de la industria automotriz, incluyendo la investigación, diseño, fabricación, pruebas, desarrollo, comercialización, administración y finanzas.

Esta competición lleva a los estudiantes fuera de las clases y les permite aplicar las teorías de los libros de texto a las experiencias reales de trabajo, poniendo en práctica todos los conocimientos adquiridos hasta el momento.

El trabajo bajo presión, los gastos de planificación y el control de varios aspectos que deben ser gestionados por ellos lleva a los estudiantes a un nivel de excelencia en su educación y en el desarrollo de nuevas habilidades, aprendiendo a lidiar con situaciones reales y a convertirse en mejores ingenieros.
Uno de los objetivos es promover entre los jóvenes la capacidad de resolver con rapidez los problemas que puedan surgir durante la competición.