Linda Jackson, directora de Citroën, forma parte de un reducido club de directivas en la industria de automoción. La mujer mejor situada en las cúpulas de los fabricantes de automóviles es Mary Barra, consejera delegada de General Motors. Recientemente, Audi anunció la incorporación en su comité de dirección de Hildegard Wortmann, una directiva que anteriormente había trabajado en BMW y que asume la vicepresidencia de marketing y ventas.

GM es la compañía que tiene un porcentaje más alto de directivas, que suman un 50% de su cúpula. Le siguen FCA, con un 27% de sus altos ejecutivos en manos de mujeres; Daimler, con un 25%; y Honda, con un 14%. En cambio, Nissan, Toyota y SAIC no tienen a ninguna mujer en sus máximos órganos de dirección, informa un artículo de Coche Global recogido por Faconauto.

La presencia de la mujer mejora en el conjunto de todos los puestos de trabajo de la industria, una actividad tradicionalmente muy masculinizada y que en las últimas décadas ha ido incorporando a mujeres en las fábricas hasta representar un 25% de media en la Unión Europea.