La Asamblea Ordinaria de la organización autonómica de Apcas Madrid se celebró el pasado viernes en el Circuito del Jarama. La convocatoria fue un éxito que congregó a más de 60 asociados y demostró la involucración de éstos con la patronal. Aunque las plazas para participar en la actividad del circuito eran limitadas hubo asociados que no dudaron en quedarse como espectadores para disfrutar de las pericias de sus compañeros.

 

A las 15.30 se abrieron las puertas con la acreditación de los participantes y a las 16 comenzó el acto. La reunión empezó con la intervención de Álvaro Urrutia Santos, director de KMPG, Financial Services Advisory, con la ponencia '¿Cómo afectará la nueva Ley de Ordenación y Supervisión de los Seguros Privados a la figura del perito?', de gran interés para los asistentes.

Tras realizar un breve resumen explicando qué es la nueva Ley de Supervisión de Seguros puso en situación a los asistentes con los efectos que tendrá sobre el mercado pericial asegurador y a los retos y desafíos que se enfrenta.

La presentación dio paso a la asamblea que comenzó con el informe del presidente autonómico, Manuel Lujan, y la exposición de las cuentas por parte del tesorero. A continuación se realizó un breve repaso sobre las iniciativas llevadas a cabo por la organización autonómica, como los acuerdos con otras instituciones, con proveedores de servicios o la agenda de cursos Ceaps. Para finalizar, Fernando Muñoz, presidente nacional de Apcas, informó a los asociados de los avances de los diferentes proyectos que está llevando la asociación en base a la formación, la tecnología y la certificación.

Seguidamente se iniciaron las actividades de conducción en las diferentes instalaciones del Circuito del Jarama. Después del curso teórico de conducción impartido por el expiloto de Fórmula Uno Andy Soucek, los participantes formaron tres grupos que fueron rotando por las tres actividades: circuito de conducción al volante de Ferrari F430, Audi R8 y una selección de vehículos con altas prestaciones, pista deslizante al volante del pequeño pero rabioso Abarth 500 y la pista todo terreno con vehículos de la marca Jeep.