Los integrantes de la promoción 2013/15 de Monlau Repsol Technical School recibieron hace escasos días sus diplomas de final de estudios, durante una multitudinaria ceremonia de graduación que tuvo lugar en Barcelona.

 

De este modo, el centro de formación español que dirigen Emilio Alzamora y Jaime Serrano se confirma como un referente en la formación de mecánicos e ingenieros de competición, tanto de motociclismo como de automovilismo.

La 16ª promoción de mecánicos de motociclismo y la 12ª de automovilismo está formada por 88 estudiantes de toda España que, tras cursar sus estudios en Monlau Repsol Technical School, están plenamente capacitados para dedicarse de forma profesional al mundo de la competición de dos o cuatro ruedas.

Así lo evidencia que, desde finales de los años 90, más de 50 ex alumnos del centro hayan conseguido llegar a la élite del motorsport y, en la actualidad, formen parte de diversos equipos del Mundial MotoGP, Fórmula 1, GP2, WSR, DTM y WTCC.

Antes de llegar al esperado momento de la graduación, los estudiantes recibieron una exhaustiva formación no sólo teórica, sino también fuera de las aulas con las prácticas que todos ellos realizan durante el curso en multitud de competiciones nacionales e internacionales. Todo este proceso se realiza bajo la supervisión de un reputado equipo de profesores que también actualizan sus conocimientos durante las carreras.

La ceremonia de graduación contó con la presencia de Iban Ventura, director general del Grupo Monlau; Beatriz Tobio, jefa de patrocinios de Repsol; Emilio Alzamora, CEO de Monlau Repsol Technical School; Jaime Serrano, Managing Director de Monlau Repsol Technical School y Chema Moragriega, jefe de estudios.

Alzamora explicó que la clave del sistema Monlau es que la teoría se complementa con prácticas reales en competición, lo que permite a nuestros alumnos salir muy bien preparados. "Personalmente, me encuentro ex estudiantes por todo el mundo y eso, además de ser un orgullo, confirma el éxito de nuestra filosofía".

Uno de los estímulos extra para los alumnos son las becas Repsol, reconoció el propio Alzamora. "Dentro de la escuela hay competición sana entre nuestros alumnos que les ayuda a mejorar con el objetivo de conseguir las ayudas económicas que otorga Repsol y que son muy importantes para las familias", apuntó.

Beatriz Tobio se encargó de entregar las codiciadas becas Repsol, reservadas a los 30 graduados con mejor expediente académico, 15 de la sección de automóviles y otros 15 de la de motocicletas.

La dirigente destacó la importancia que este proyecto tiene para Repsol, aconsejando a los estudiantes que no dejen nunca de formarse. Subrayó también el papel tanto de los profesores del centro como de los familiares de los jóvenes que les han apoyado "para hacer realidad su sueño".