Henkel ha firmado un acuerdo para la adquisición de Sonderhoff Holding, empresa alemana ubicada en Colonia que ofrece soluciones de sellado de alto impacto para el montaje industrial. Con esta compra, Henkel pretende aumentar su competencia en la categoría de selladores.

Los productos de sellado a base de espuma se utilizan en una variedad de aplicaciones industriales, en la cual tienen la función de proteger los materiales. Por ejemplo, se utilizan en sistemas de iluminación, soluciones de filtración o son aplicados contra la humedad y el polvo. Sonderhoff, en este sentido, está especializada en soluciones innovadoras de sellado de espuma y tiene una amplia experiencia en el desarrollo y fabricación de equipos de dosificación personalizados.

“Las inversiones en tecnologías líderes complementarias son parte integral de nuestra estrategia global. Con esta adquisición reforzamos la posición de liderazgo de nuestro negocio de Adhesive Technologies a nivel mundial y tecnológico”, destaca Hans Van Bylen, CEO de Henkel.

“Los sistemas innovadores de Sonderhoff, además de su sólida experiencia técnica y sus soluciones y servicios personalizados, complementan perfectamente nuestro portafolio de productos en un mercado altamente atractivo con altas oportunidades de crecimiento”, comenta, por su parte, Jan-Dirk Auris, Executive Vice President de Adhesive Technologies de Henkel. “Las capacidades de ingeniería de Sonderhoff y su equipo técnico de dosificación altamente preciso nos permitirá ofrecer a nuestros clientes una sistema integral, que beneficiará aún más la automatización y la digitalización en los procesos de fabricación”, añade.

El amplio portafolio de Sonderhoff incluye espumas de poliuretano y siliconas especializadas, así como equipos de dosificación personalizados y conceptos de automatización, además de una gama completa de servicios. En 2016, Sonderhoff Holding generó unas ventas de alrededor de 60 millones de euros. La compañía tiene alrededor de 280 trabajadores en todo el mundo y posee filiales en cinco países: Alemania (sede en Colonia), Austria, Italia, Estados Unidos y China.

Ambas partes acordaron no revelar detalles financieros de la transacción. La adquisición está sujeta a las condiciones habituales de cierre, incluidas las aprobaciones reglamentarias.