Kraiburg TPE presenta una nueva serie de compuestos para que los fabricantes de equipos originales cuenten en el futuro en Europa con el material óptimo para aplicaciones destinadas al exterior de los automóviles. La clave radica en un índice de reciclado postindustrial de un 20% como mínimo y un 40% como máximo, que contribuye a desarrollar a largo plazo una economía circular de los plásticos.

A primera vista, las estrategias de sostenibilidad de los OEM europeos son tan diversas como sus ofertas pero todos ellos comparten la idea de promover el desarrollo de un sistema económico regenerativo y reducir las emisiones de CO2. El plástico juega aquí un papel decisivo, ya que la aptitud para el reciclado del material constituye una aportación positiva a esta iniciativa.

Con la nueva serie de productos RC/UV, Kraiburg TPE pretende cumplir las altas exigencias impuestas a los OEM en el exterior de un automóvil (por ejemplo, la resistencia a los agentes atmosféricos y el buen acabado de las superficies). A través de estas soluciones para sus productos, los proveedores pueden reemplazar componentes actuales, sustituirlos de manera equivalente con un elastómero termoplástico (TPE) basado en el reciclado y contribuir así a la economía circular de los plásticos.

Se alcanzó el principal objetivo del desarrollo: el mayor índice de reciclado posible dentro de los respectivos rangos de dureza. La adhesión a polipropileno permite realizar piezas con sistema monocomponente y bicomponente. La baja densidad de la nueva serie de materiales logra reducir hasta un 25% del peso en comparación con los TPE convencionales.

La serie RC/UV se adapta particularmente al exterior y a la parte inferior de la carrocería, así como al espacio situado bajo el capó del vehículo. Las aplicaciones específicas de las nuevas soluciones incluyen, entre otras, perfiles bajo parabrisas, piezas de conducción de aire, guardabarros, deflectores de agua y sobremoldeos de cristales. Los compuestos ya se encuentran disponibles en color negro.

Otros detalles técnicos son los siguientes:

  • Rango de dureza Shore A de 50 a 90.
  • Contenido de reciclado postindustrial de 20-40%.
  • Resistencia al ozono y a los agentes atmosféricos de acuerdo con las exigencias de los OEM
  • Estabilidad térmica hasta 90° C.