LeasePlan ha presentado los resultados de su informe de siniestralidad, elaborado con los datos de su flota, que cuenta con más de 75.000 vehículos de empresa en España. En él se ha podido identificar cuál es el accidente con lesiones más común para los conductores de empresa: el alcance trasero (que supone el 47,8% de los accidentes del pasado año en los que se vio implicado un vehículo de empresa), de lunes a viernes (en el 76,4% de los casos), entre las siete de la mañana y las cinco de la tarde (59,8%) y en un núcleo urbano (68,6%). Esta 'fotografía´ del accidente de empresa con lesiones se ajusta a la realidad de la gran mayoría de los vehículos de este tipo, que incluyen repartidores, comerciales, etc.

El segundo accidente con lesionados más habitual entre los conductores de empresa es el resto de colisiones con otros vehículos (laterales o frontales), que son el 25,6%, mientras que los choques con motos o bicicletas representan el 10,2% de los siniestros y los atropellos un 6%. Esta última cifra contrasta con la ofrecida por la DGT para el total de conductores, que en 2011 fue del 12,1%, es decir, el doble que la cifra ofrecida por LeasePlan.
En el caso de los atropellos, especialmente relevantes en el caso de los conductores de empresa, son los producidos cuando se realizan maniobras marcha atrás. Esto es debido a que muchos vehículos son furgonetas sin cristales en la parte trasera, lo que dificulta la visibilidad de los conductores al realizar este tipo de maniobras.
El estudio de LeasePlan muestra también que, en un 80% de las ocasiones, las víctimas de los accidentes registrados fueron los conductores de los propios vehículos, que en un 82% de los casos eran hombres, algo que confirma que la mayoría de conductores de vehículos de empresa sigue siendo varón y que contrasta con la media de todos los conductores, profesionales y particulares, que es de un 56,9% de mujeres y un 43,1% de hombres. Los ocupantes sufrieron daños en un 13,8% de los siniestros y los peatones sólo se vieron implicados en un 6% de las ocasiones.
LeasePlan también ha detectado mediante este estudio que desde que comenzara la crisis la intensidad de los accidentes con lesionados es menor y también sus consecuencias, una tendencia que seguramente viene provocada tanto por el mayor grado de concienciación de la sociedad en materia de seguridad vial, así como el control del consumo de combustible y la velocidad en carretera.
En 2012 la flota de LeasePlan sufrió 2.229 accidentes con daños corporales, un 7,6% menos que en el año anterior. Ignacio Barbadillo, consejero delegado de LeasePlan España, afirma que "desde hace muchos años, el objetivo principal de LeasePlan cuando analiza la siniestralidad, tanto a nivel general como individualmente para sus clientes, es reducir al máximo los accidentes, especialmente los que conllevan lesiones. Con esa información recogida, asesoramos a las empresas para que consigan reducir la tasa de siniestralidad y colaboramos con ellas en los programas de prevención de riesgos laborales". Una responsabilidad que la compañía mantiene desde sus comienzos y por lo que forma parte desde hace ocho años de la Carta Europea de Seguridad Vial.