En el primer trimestre de 2017, la demanda de vehículos de combustibles alternativos en la Unión Europea creció un 37,6% hasta alcanzar las 212.945 unidades, después de un aumento moderado a finales de 2016, muestran las estadísticas de ACEA.

Los registros de vehículos de carga eléctrica (ECV) mostraron ganancias de doble dígito ( 29,9%), que fueron apoyadas por el crecimiento de la demanda de eléctricos a batería ( 49%) y plug-in ( 13%). Por tanto, el total de registros ECV aumentaron de las 36.322 unidades del primer trimestre de 2016 a las 47.196 unidades del mismo periodo de este año.

La demanda de nuevos vehículos híbridos (HEV) también crecieron considerablemente ( 61,2%), alcanzando las 111.006 unidades en los primeros tres meses del año. Después de los malos registros de 2016, las matriculaciones de vehículos nuevos propulsados por gas propano o gas natural comenzaron 2017 con un aumento del 10,4%, hasta las 54.743 unidades.

Todos los principales mercados de la Unión Europea hicieron una contribución significativa a los resultados positivos del continente. España registró el mayor aumento en los registros AFV en este periodo estudiado ( 87,4%), seguido de Alemania ( 67,5%), Reino Unido ( 29,9%), Francia ( 24,8%) e Italia ( 17,2%).