El primer mes del año arranca con una caída del 9% en el ritmo de producción de los vehículos en España respecto al mismo mes del año pasado, con un total de 218.201 unidades fabricadas, según datos de ANFAC. La caída de demanda procedente de los principales mercados europeos ha sido clave en esta reducción de la fabricación de vehículos. Por ello, las fuertes caídas registradas en enero en mercados claves como Alemania (-31%), Reino Unido (-39,5%) o Italia (-14%) son determinantes para la fabricación de vehículos españoles.

A esto hay que sumar, además, el desplome del 51% en enero en el mercado interno causado principalmente por el fin del plan Renove, la puesta en marcha del Impuesto de Matriculación según la normativa WLTP y los estragos de la borrasca Filomena, lo que ha condicionado en gran medida la producción de vehículos. “No hay que olvidar que uno de cada cuatro vehículos vendidos en España es de fabricación nacional”, destacan desde ANFAC.

Por tipo de vehículo, la producción de turismos sufrió una caída del 6,6% en enero, con 172.805 unidades, mientras que la fabricación de comerciales e industriales retrocedió un 13,9%, hasta las 45.936 unidades.

Por su parte, durante el mes de enero, la exportación ha logrado mantener un ritmo positivo pero muy inferior al de los últimos meses, con un leve repunte del 0,5%, con 184.679 vehículos enviados fuera de nuestras fronteras. Según ANFAC, este comportamiento viene explicado principalmente por la pérdida de fuerza de los principales mercados europeos, ya que han supuesto un 69,2% de las exportaciones, un 5% menos que el mes anterior, y han adquirido un 3,8% menos de unidades.

En cuanto a países, las exportaciones han estado lideradas por Alemania, Francia, Reino unido, Italia y Turquía, este último con un aumento de su demanda de vehículos españoles de un 122,3% más respecto a enero de 2020. En contraposición, Francia redujo un 14,9% las unidades exportadas en este inicio de año. Por tipo de vehículo, los turismos registran una caída del 0,4% en las exportaciones, hasta las 146.797 unidades enviadas al extranjero, mientras que los vehículos comerciales e industriales aumentaron un 3,9%, hasta las 37.882 unidades exportadas.

Por otro lado, y en un análisis por fuentes de energía, la producción de vehículos alternativos mantiene un ritmo progresivo al alza y es clave para el crecimiento de la producción de las fábricas españolas. Durante enero, uno de cada diez vehículos fabricados fue un vehículo de estas tecnologías, acumulando 21.029 unidades (vehículos eléctricos, híbridos enchufables y gas natural), lo que supone el 9,6% de la cuota total de producción.

En el primer mes del año, los híbridos enchufables, con una cuota del 5,7%, se establecen como el vehículo alternativo de mayor fabricación en España, alcanzando las 12.356 unidades producidas. También se fabricaron 6.459 vehículos eléctricos, con una cuota del 3%, de los que 5.750 fueron turismos, que aumentan por diez su producción respecto del mismo mes del año anterior. En cuanto a los vehículos híbridos no enchufables, éstos reducen a la mitad su producción, acumulando 401 unidades. En contraposición, la fabricación de vehículos de gas natural duplica su ritmo de fabricación respecto al año anterior, hasta alcanzar los 1.813 vehículos producidos.