Delphi Automotive ha anunciado que quiere escindir su división powetrain con el fin de centrarse en el desarrollo de tecnología para sistemas de conducción autónoma y vehículos eléctricos, recoge una información de la Agencia Reuters.

La compañía también ha destacado un beneficio neto mejor de lo esperado en el primer trimestre del año, ya que los ingresos aumentaron en todas las regiones, lo que supone un pronóstico de ganancias positivas para todo el año. El beneficio neto trimestral de Delphi por operaciones continuas aumentó un 4,7%, hasta los 335 millones de dólares (307 millones de euros), respecto al año anterior.

Delphi se ha desprendido de la mayoría de empresas proveedoras del automóvil con menor margen de negocio en los últimos años, y está considerada como una de las compañías mejor situadas para crecer con una industria que se mueve hacia vehículos de conducción autónoma.

Este anuncio representa una gran oportunidad mediante la creación de dos empresas independientes, cada una con un enfoque distinto del producto, un modelo de negocio probado, y la flexibilidad para realizar inversiones aceleradas en tecnologías avanzadas que resuelven los problemas más complejos de nuestros clientes”, ha declarado Kevin Clark, CEO de Delphi, en un comunicado recogido por Automotive News.

El 'spin-off' de la unidad de sistemas de propulsión estará libre de impuestos y se espera que esté finalizada en marzo de 2018. Será Liam Butterworth, actual vicepresidente senior y presidente del Negocio de Powertrain, el que convierta en presidente ejecutivo de la nueva compañía.