El fabricante alemán de aceites de motor Liqui Moly invierte en personal y el 1 de diciembre dará la bienvenida al empleado número 101 contratado en 2020. El número 100 de este año, José Cruz, Business Development Executive, y el 101, Borja Sánchez-Laulhé, Technical Sales Executive, apoyarán al equipo de Liqui Moly Iberia en España, la sucursal para España y Portugal.

Matthias Bleicher, director de Liqui Moly Iberia, se muestra convencido de que “hemos conseguido a dos excelentes personas, dos empleados que encajan a la perfección con su experiencia y compromiso. Ahora daremos todo lo mejor a la empresa y a nuestros clientes”.

A pesar de la pandemia, la marca quiere reafirmar su fortaleza y capacidad de resistencia. “Al exportar a 150 países, también sufrimos esta pandemia global pero esto no es motivo de preocupación”, afirma Ernst Prost, director gerente de Liqui Moly, para añadir que la empresa aprovecha esta crisis y empuja en la misma dirección. “La crisis es demasiado grande como para dejarla pasar sin sacarle provecho”.

liqui moly empleos 2

Este año, el especialista en lubricantes ha apostado por un enfoque anticíclico, con anuncios en radio y televisión, así como con campañas impresas y online de gran alcance. Para ello, el presupuesto de marketing casi se ha duplicado. Además, ha donado productos por valor de casi seis millones de euros a servicios de rescate y asistencia de todo el mundo. “Ahora nos toca a nosotros pujar más alto que otras compañías petroleras. Que se esconden y despiden gente. Pero vamos a salir más fuertes”, explica el director gerente.

“Para poder lograr todo esto, necesitamos un gran equipo. Por eso, nos alegramos de poder contratar nuevos empleados. A pesar de la crisis, seguimos incrementando las ventas, y eso que el consumo mundial de aceite y combustible se ha reducido drásticamente. Eso es un logro increíble”, comenta Ernst Prost.

Con estas nuevas incorporaciones, Liqui Moly ya cuenta con un total de 990 empleados. El concepto del gerente de rechazar la jornada reducida, pagar un extra de 1.500 euros a los empleados, realizar una ofensiva de marketing sistemática, la atención personal y la fidelización de clientes han dado sus frutos. Según el director gerente, “les debemos a cada uno de los empleados y socios el seguir esforzándonos al máximo y no conformarnos con los éxitos que tuvimos los últimos años. Desde marzo estamos trabajando sin tregua para mantener y aumentar nuestros puestos de trabajo. Muchos proyectos vitales dependen de esto”.