ALD Automotive, compañía de renting y gestión de flotas, ha matriculado casi 2.700 vehículos eficientes propulsados bien por gas, eléctricos o híbridos en lo que va de año lo que supone uno de cada cuatro vehículos de su flota matriculada. Este dato se desprende del análisis que la compañía ha realizado con motivo de la Semana Europea de la Movilidad, que se celebra del 16 al 22 de septiembre bajo el lema “Por una movilidad sin emisiones”.

Según este análisis, más del 22% del total de la flota de ALD Automotive cuenta con etiqueta Eco y Cero. Frente a la tendencia al alza del presente ejercicio, en 2019 las matriculaciones de estos automóviles supusieron casi un 17% del total, un 7% más que en 2018 y un 11% más que en 2017.

En palabras de Pedro Malla, director general de ALD Automotive España, “las tendencias tanto de mercado como de usos sociales particulares nos confirman que la transición hacia una movilidad sostenible es imparable por muchos motivos: eficiencia de costes en la gestión de flota de vehículos, y conciencia social y empresarial en la necesidad de reducir nuestra huella de carbono”.

Por combustibles alternativos, el preferido por los usuarios de renting es el vehículo híbrido con casi un 10% de matriculaciones totales, y el híbrido PHEV, que supone más del 6,5% de la flota de ALD. Por su parte, los vehículos 100% eléctricos son ya el 3% de los vehículos matriculados en la compañía en lo que va de 2020, y los propulsados por gas suponen el 2,5%.

Por tipo de vehículo, son los turismos, con más de un 26% de automóviles propulsados de forma sostenible, los preferidos este 2020 a la hora de optar por motores con energías alternativas, principalmente híbridos, seguidos de motores eléctricos y de gas. Los usuarios de todoterrenos también optan por este tipo de motores, en total casi el 25% de los SUV matriculados en flota cuentan con etiqueta eco o cero. Por el contrario, apenas el 5% de las furgonetas de la flota son propulsadas por gas y entre los comerciales ligeros solo el 7% cuentan con motores de energías alternativas, principalmente electricidad, y gas en menor medida.

Por segmento de cliente, el análisis muestra la fuerte apuesta que las grandes corporaciones están haciendo por la movilidad sostenible: solo en lo que va de año, el 25% de sus vehículos son propulsados por energías alternativas, frente al 12% del total de matriculaciones de este tipo en 2019. En el caso de las pymes, el 18,6% de la flota contratada pertenece a este tipo de vehículos, tendencia muy similar a la de todo el año pasado.

En relación a los particulares, las preferencias siguen la línea general, con más del 22% de los vehículos en renting propulsados con estas fuentes de energía, a pesar de las restricciones de movilidad con la pandemia del Covid-19. Una cifra que, según ALD Automotive, revela la consolidación de este tipo de movilidad sostenible y la concienciación medioambiental entre los particulares, ya que en todo el año pasado uno de cada cuatro vehículos en renting para particulares fueron propulsados por energías alternativas.