PureTech es el nombre de los propulsores gasolina de tres cilindros de Peugeot. Con el lanzamiento del nuevo 308 SW, la firma aumenta su oferta de modelos equipados con esta tecnología y reunifica su denominación comercial bajo este título.

En la actualidad, la gama PureTech consta de cuatro opciones disponibles: 1,0L PureTech 68 (Peugeot 208), 1,2L PureTech 82 (Peugeot 208, 2008 y nuevo Peugeot 308), 1,2L PureTech 82 S&S ETG5 (Peugeot 208 y 2008) y 1,2L PureTech 130 S&S (nuevos Peugeot 308 y Peugeot 308 SW).

Los bloques PureTech se caracterizan por ser más compactos, al reducir el número de elementos mecánicos, lo que conlleva un menor desgaste, menor número de incidencias, una disminución del consumo del 25% respecto a los de cuatro cilindros y una mayor facilidad de mantenimiento.

Por su parte, las versiones turbo de PureTech cumplen con la exigente normativa anticontaminación Euro 6 y mejoran todavía más los datos de consumos y emisiones, rebajando un 18% en comparación con sus equivalentes atmosféricos.

Otro de los avances de PureTech es su revestimiento especial en los segmentos y pistones, conocido como 'Diamond Like Carbon', y la incorporación de una correa de distribución húmeda. Unas innovaciones que dan lugar a menores pérdidas por rozamiento. Además, son compatibles con el sistema Stop & Start.