Obraspublicas1Los neumáticos de Obras Públicas, además de proporcionar un alto rendimiento a lo largo de toda su vida útil, deben ofrecer las mayores prestaciones posibles: adherencia, tracción, resistencia a los cortes, gran capacidad de carga, confort, estabilidad, resistencia al desgaste…. Excesivamente dependientes de la situación general del país, viven un momento sumamente complicado.

Lógicamente, estos neumáticos se enmarcan en un entorno exclusivamente profesional y empresarial, con claros objetivos como reducir los costes y aumentar el rendimiento de horas de trabajo.

Debido a su elevado precio, su influencia en los costes de explotación es “determinante en todas las empresas”. Únicamente debemos pensar en la importancia de estas cubiertas en compañías mineras, en las que el combustible y los neumáticos resultan fundamentales en el coste global, o en firmas de manutención portuaria, donde la actividad de movimientos de contenedores es constante.

El neumático, recordemos, no deja de ser una pieza de repuesto de una máquina y, como tal, su evolución depende de cómo evolucione ésta. Así, nos encontramos que el sector maquinaria de obra pública ha derivado principalmente hacia dúmperes y palas con mayor capacidad de carga, “y donde la comodidad del operario es un factor relevante”.

En esta línea, las principales firmas del sector han creado neumáticos de mayor tamaño y capacidad de carga que tienen como objetivo generar el menor coste operativo posible. A corto-medio plazo, informa Bridgestone, se prevé que la inversión se centre principalmente en los catalogados como gigantes.

El papel de la informática ha sido determinante en estos diseños, admite Michelin, especialmente a través de sensores eléctricos que son capaces de medir en tiempo real los parámetros que más influyen en el comportamiento del neumático, además de los sistemas de seguimiento por satélite, que permiten conocer al detalle los ciclos de trabajo de la maquinaria.

“La informática está presente desde el principio, desde las fases de diseño hasta el final de la fabricación”, comenta Bridgestone, que confiesa que eso ayuda a fabricar neumáticos cada vez mejores y más avanzados tecnológicamente.

Entre las principales novedades de este segmento, apunta Goodyear, aprecian que los neumáticos radiales se fabrican ahora con mayor estabilidad. Antes eran los diagonales los que copaban el protagonismo.

Mercado a la baja

El sector de la obra pública se ha visto afectado totalmente por la crisis económica, ya que su inversión se ha recortado en repetidas ocasiones y la construcción privada se ha reducido casi a cero, señalan desde Bridgestone.

Por lo tanto, el nivel de ventas en España ha seguido la misma dinámica que su economía, perdiendo peso específico a nivel europeo, del 13 % en 2.008 al 9 % el pasado curso.

Unos datos similares nos facilita Michelin, que asegura que los niveles de ventas han bajado a la mitad en apenas dos años, con la diferencia que aquí se mantienen, mientras en otros países del entorno se está produciendo ya una lenta recuperación.

“La paralización de la vivienda y los posteriores recortes en la obra pública, derivados por la crisis, son losObraspublicas2jpg principales culpables de los niveles en los que nos encontramos actualmente”, indica la firma gala.

Esta situación provoca que, por el momento, el estancamiento se acentúe en el tiempo y el contexto de déficit, precios y actividad no permiten una recuperación a corto-medio plazo.

Goodyear reconoce que, efectivamente, el mercado de obras públicas ha estado en años pasados muy parado, debido a su fuerte dependencia de la construcción. Esto ha supuesto un impacto directo en maquinaria y neumáticos, al tiempo que industrias como canteras o cementeras han estado estancadas. “En 2.011 la situación es parecida, con una demanda mínima”, informan.

En Europa, prosigue la firma americana, el sector parece que comienza a recuperarse y la demanda de neumáticos para reposición y primer equipo está creciendo. A su vez, las marcas asiáticas están derivando sus cubiertas a otros mercados más interesantes, lo que hace prever “una escasez generalizada en estos neumáticos a medio plazo”.

Condicionados

La venta de este tipo de cubiertas siempre ha estado condicionada también por la necesidad de ofrecer un soporte técnico al comprador, que le dé un apoyo a la hora de llevar a cabo un estudio sobre qué tipo de neumático se adapta mejor a las condiciones en las que se va a desarrollar su trabajo.

Para lograr un mayor o menor rendimiento, las empresas deben realizar un estudio sobre las condiciones en las que va a trabajar el neumático: tipo de superficie del suelo, clima, distancia, ciclos de trabajo y velocidades máximas y mínimas, qué procedimiento van a seguir para su buen mantenimiento,…

Este estudio y el asesoramiento de una marca profesional facilitan muchísimo la complicada tarea de elegir correctamente el neumático más adecuado a las necesidades de la empresa.

Uno de los grandes retos de los neumáticos de obras públicas es evitar, en la medida de los posible, la inmovilización del vehículo. Para ello poseen una estructura de carcasa suficientemente sólida, protecciones suficientes en flancos y una banda de rodamiento profunda.