El sector automotriz, en términos de volúmenes de venta y mercado, crece notoriamente en Bolivia, como recalcan los datos oficiales de la Cámara Automotor Boliviana (CAB), que entre enero y junio de este año registró la importación de 17.726 unidades.

Esta cifra marca una proyección hasta diciembre de cerca de 35.452 vehículos importados, lo que confirmaría un crecimiento notable del 18% respecto a 2012, cuyo volumen fue de 29.960 unidades.

"La economía del país está floreciente, hay condiciones de financiamientos muy favorable y, por otro lado, existen ofertas tentadoras que nos permitirá la importación de aproximadamente 36.000 vehículos", indicó José María Ibarnegaray, gerente de ventas de Ovando, que representa a Mitsubishi y Mercedes Benz, entre otras marcas.

Asimismo, la CAB enfatiza que el 2012 el sector automotriz creció un 49,95%, alcanzando un parque móvil superior a los 1,2 millones de vehículos. En este sentido, hasta el mes de junio del presente curso ingresaron en el país 17.662 vehículos nuevos, frente a las 10.707 unidades usadas.

De la misma forma, Luis Orlando Encinas Valenzuela, Gerente General de la CAB, expuso que "debe entenderse que en 2013 no se va a crecer con la fuerza de años anteriores, ya que los clientes van a quedarse únicamente con aquellas empresas serias, que respondan y demuestren respaldo institucional".

Ya en términos económicos, el último informe del Instituto Nacional de Estadística señala que las importaciones de vehículos e insumos, entre enero y agosto, fue de 876 millones de dólares, con un margen de crecimiento del 21% con relación al 2012, cuyo montante fue de 722 millones de dólares.

Para la CAB, el notable crecimiento en las importaciones y ventas durante el año 2012 se refleja no solo por las marcas nuevas introducidas al país, principalmente de origen chino, sino también por el gran esfuerzo desarrollado por las firmas tradicionales.