El Gobierno alemán pone a disposición de sus ciudadanos un programa dotado con 1.000 millones de euros para subvencionar la compra de coches eléctricos y proteger su industria automovilística de la irrupción de nuevos competidores.

De acuerdo a este programa, los compradores de coches tendrán un descuento de 4.000 euros en la compra de un coche eléctrico o de 3.000 euros si se trata de un híbrido enchufable.

Señalar, en este sentido, que el Ejecutivo se repartirá el coste de la medida al 50% con la industria del automóvil.