Un informe de la plataforma online AutoScout24 -elaborado entre más de 3.000 mujeres de toda España- muestra que, a pesar de gustarles conducir, el momento de aparcar les genera más situaciones de estrés de las que ellas mismas quisieran. De hecho, más del 45% desearía que todos los coches vinieran de serie con un sistema que permitiera estacionar sin manos, de forma automática, rápida y sencilla.

Otro de los extras que las mujeres piensan que nunca deberían faltar en un vehículo femenino es un compartimento "secreto" para guardar el bolso mientras conducen. Casi el 40% lo considera imprescindible para evitar dejar las pertenencias sobre los asientos o las alfombrillas traseras del coche.
Por otro lado, el estudio pone de relieve el papel crucial del automóvil como espacio de libertad de las mujeres donde actuar y moverse a sus anchas. Así, al 43% de las consultadas les chifla interpretar a todo volumen su canción favorita mientras conducen. Eso sí, a la hora de escuchar música, los CDs han pasado a mejor vida para dejar el camino libre a formatos digitales mucho más actuales.
Así, casi tres de cada diez mujeres consideran más que indispensable tener conexión en el coche para acoplar su iPod/iPhone; tras la música, el GPS se descubre como el compañero de viaje imprescindible para las españolas, que confiesan tener pocas cualidades para interpretar los mapas tradicionales. De esta forma, una cuarta parte reconoce no arrancar el coche sin asegurarse de que su navegador está en marcha para guiarles por la ruta adecuada.
El manos libres ocupa el tercer lugar en el podio de los accesorios más deseados, estando presente en el coche de cerca del 20% de las consultadas, quienes aseguran que es el mejor invento para tener largas charlas evitando cualquier distracción al volante.