El Grupo Bridgestone presentó durante el Salón del Automóvil de Tokio la segunda generación de su concepto de 'neumático sin aire', Non-Pneumatic.

El nuevo revolucionario diseño ofrece una capacidad de carga mejorada, un diseño ecológico y mejores prestaciones de conducción. Las últimas mejoras en este concepto hacen que Bridgestone vea más cerca su viabilidad para ser comercializado.

Gracias a una única estructura de radios a lo largo de los lados interiores de los neumáticos que soportan el peso del vehículo, no es necesario inflar los neumáticos con aire periódicamente, lo que significa un mantenimiento menor. Al mismo tiempo, se elimina la preocupación por posibles pinchazos.

Además, la estructura de los radios está hecha con resina termoplástica que, al igual que el caucho de la zona de la banda de rodadura son materiales reciclables, contribuye a un uso eficiente de los recursos.

También, mediante la extremada baja resistencia a la rodadura, conseguida a través de la utilización de tecnologías propiedad de Bridgestone, se consigue reducir las emisiones de CO2, mejorando los niveles de seguridad y preservación medioambiental.

Bridgestone está llevando a cabo este desarrollo tecnológico con el objetivo de lograr un proceso que maximice, proactivamente, el uso cíclico de los recursos desde los neumáticos usados a los nuevos y la utilización de recursos reciclables.