Centro del Automóvil Pedro Madroño cumple 50 años de trayectoria, siendo una de las empresas más antiguas de Talavera de la Reina y comarca, posicionándose también como centro puntero en reparaciones de chapa, pintura y mecánica. Su fundador, Pedro Madroño Bodas, y la segunda generación, representada por sus hijos Ángel y José Carlos Madroño Cerro, han hecho de la atención al cliente y la puesta a punto del vehículo una manera de entender el servicio cercano, la profesionalidad y la innovación constante para ganar en calidad y seguridad, recoge una información del portal Lavozdeltajo.com.

Es en el año 1967 cuando Pedro Madroño abre las puertas de su primer taller, unas instalaciones en el talaverano Paseo del Muelle, donde, bajo la denominación Talleres Pedro Madroño, el fundador desarrolló su trayectoria profesional y donde sus dos hijos se incorporaron también al negocio. En 2006, la empresa se traslada a sus actuales instalaciones, en la Avenida Ciudad de Plasencia 46, situada Polígono Industrial Creta.

En 2009 cambia su denominación comercial por la de Centro del Automóvil Pedro Madroño, mientras que en 2014 el centro amplía sus servicios con el área de mecánica y se incorpora a la red de talleres EuroTaller. Además, en 2016 abre instalaciones en el Polígono Industrial de Toledo, un centro con más de 1.500 metros cuadrados y más de una decena de puestos de trabajo.

Entre los dos centros, una treintena de profesionales trabajan cada día para garantizar los estándares más altos de calidad, avalados por las certificaciones y homologaciones que ha conseguido durante este tiempo: Certificado de cualificación de taller Cesvimap con distinción de TQ Oro, y Certificado de cualificación Centro Zaragoza 5 estrellas, siendo así el único taller en todo el territorio nacional en poseer ambos distintivos.

Las nuevas tecnologías están implantadas en este centro para garantizar el mejor servicio al cliente. Con la metodología Len Six Sigma, Centro del Automóvil Pedro Madroño reduce tiempos de espera y costes de operación, lleva a cabo una gestión global eficiente de la empresa, además de racionalizar y agilizar todos los procesos productivos. Por su parte, la robotización de su centro con la tecnología Robodry Symach permite conseguir mejores resultados en los procesos de pintado y acabado, reduciendo los tiempos de estancia del vehículo y mejorando su compromiso con el medio Ambiente. La tecnología FlyDry Symach, utilizada en la reparación rápida y repintado, permite reducir el tiempo de secado incluso a 20 minutos.

En esta trayectoria, la empresa se ha involucrado también a nivel social poniendo de relieve su Responsabilidad Social Corporativa en colaboraciones solidarias y deportivas con distintos colectivos de la ciudad. Su carácter emprendedor, su compromiso con el cliente y su entrega a la sociedad le ha valido a Centro del Automóvil Pedro Madroño ser reconocido a nivel provincial, recibiendo un premio de la Federación Empresarial Toledana (Fedeto) en el año 2015, en la categoría de Empresa ejemplar en su compromiso con la prevención de Riesgos Laborales.