El nuevo European Color Report for Automotive OEM Coatings, publicado por la división de Coatings de BASF, ha analizado los colores más utilizados en Europa en 2016 y muestra la creciente necesidad de expresarse a través de efectos especiales y una amplia variedad de colores.

El blanco es el color más popular en Europa, con un share de 29%, seguido de negro con un 19% y gris con un 18%. Además, casi el 80% de los colores de automóviles en 2016 pertenecen al rango de colores cromáticos. Entre ellos, el azul continúa siendo el más popular, con un 10%, seguido del rojo y el marrón. Dentro del segmento de vehículos, los coches pequeños normalmente han sido blancos o de colores cromáticos, mientras que para los SUV el gris ha sido el color predominante.

Aunque la distribución de colores en 2016 permanece prácticamente constante, hay un incremento en la diversidad entre los rangos de color, según el informe. La razón es el constante desarrollo de nuevos colores, así como la alta demanda de efectos especiales. La mezcla de color existentes con diferentes partículas de efecto produce efectos perlados o metalizados personalizados.

Además, la amplia gama de combinaciones posibles da lugar a una extraordinaria abundancia de variaciones de color, que también va de la mano con la gran tendencia social hacia la individualización. “Hoy en día, los clientes finales son capaces de seleccionar colores únicos y personalizados para sus coches”, explica Stefan Sickert, jefe de Gestión de Proyectos Basecoat.

Además de ayudar a individualizar un coche, los efectos también acentúan la forma de la carrocería y destacan el carácter del vehículo. El azul es el color principal en términos de diversidad con más de 100 variaciones de color, mientras que el gris está muy cerca con unos 90 tonos diferentes.

Glasurit, la correcta solución de color para cada variante

La tendencia hacia una mayor diversidad de colores y la individualidad plantea grandes desafíos para los talleres, ya que se enfrentan al reto de realizar un trabajo de repintado lo más invisible posible. La marca premium de BASF, Glasurit, los apoya ofreciendo la solución de repintado adecuada para cada color. La conexión de Glasurit con BASF significa que está cerca del mercado y de las tendencias, además de estar en condiciones de desarrollar la solución para renovar nuevos colores en el momento oportuno.

Gracias a la base de datos Color Online de Glasurit, los talleres pueden encontrar los colores OEM y especiales de casi todos los fabricantes de automóviles de todo el mundo, actualizados diariamente. Los colores individuales también se pueden almacenar en esta base de datos. En palabras de Jürgen Book, director del Refinish Competence Center, “ésto nos permite atender la creciente individualización de los colores del automóvil y asegurar que los talleres puedan encontrar rápidamente una solución para cualquier color”.