En el mes de enero, las matriculaciones de vehículos comerciales ligeros alcanzaron las 16.100 unidades, lo que ha supuesto una subida del 16,1% en comparación con el mismo periodo del año 2017. Los mayores porcentajes de crecimiento los lograron los pick-up, con un 43,5% (808 unidades matriculadas), y los furgones de peso inferior a 2,8 toneladas, con un 33,4% de subida y 1.459 vehículos registrados.

Tras el descenso del pasado mes de diciembre (-1,7%), de nuevo se produce un crecimiento de dos dígitos en las matriculaciones de este tipo de vehículos, según informa ANFAC. Una tónica que se mantuvo durante muchos de los meses del pasado año y que hizo que 2017 cerrase con una subida del 15,5%. Las razones que explican este incremento son el buen clima económico percibido por las empresas, el notable incremento del comercio electrónico y el parejo desarrollo de la logística urbana y, también, que muchos autónomos y empresas alargaron durante la crisis la vida útil de sus flotas y ahora están en proceso de renovación.

Por canales, el de empresas ha sido, un mes más, el que mayor peso ha tenido en las matriculaciones de vehículos comerciales ligeros: 9.111 registros y una subida del 17,9% en comparación con enero de 2017. Las empresas compraron el 56,6% de los comerciales ligeros matriculados en el mes.

Por su parte, el canal de autónomos, el segundo de mayor cuota con un 32,9% del mercado, registró en enero un crecimiento del 12,4%, con 5.292 matriculaciones. Aunque el canal con un mayor crecimiento porcentual en el pasado enero fue el de alquiladores, con un 18,3% frente al mismo mes de 2017. Estas empresas matricularon 1.697 unidades, lo que representa el 10,5% del mercado total.