La elevada contaminación por polvo, así como los riesgos para la salud que vienen asociados, preocupan a los ciudadanos. Y, basándose en la reciente normativa legal, desde el ámbito político ya se estudia la posibilidad de prohibir la conducción por ciudad. El especialista en filtración Mann Hummel, es consciente de la importancia de este tema y, durante sus actividades de I D en este sector, ya ha iniciado tests con un vehículo de pruebas.

Los expertos en filtración de Mann Hummel han equipado el vehículo con tres filtros que ayudan a reducir la contaminación por polvo fino. Un filtro instalado en el techo separa la materia particulada que se encuentra en el aire ambiental. Los ocupantes del vehículo están protegidos dentro del habitáculo por un innovador filtro de aire. Además, un filtro de partículas de polvo del freno, desarrollado recientemente, evitará que las partículas generadas lleguen al medio ambiente. El llamativo diseño del coche bautizado como “el comedor de polvo fino”, hace que haya sido difícil de ignorar durante sus pruebas de conducción en la región de Stuttgart, Alemania.

El filtro de partículas de polvo fino instalado en el techo del coche presenta una baja resistencia al flujo, por lo que el elemento filtrante colocado permite un excelente caudal de aire, al mismo tiempo que presenta una alta eficiencia de separación. Las simulaciones realizadas por ordenador han mostrado que las emisiones de partículas procedentes de la combustión del combustible podrían ser compensadas usando un filtro de partículas de polvo fino. Mann Hummel comprobará los alentadores resultados de la simulación en un ensayo de campo e investigará la separación de las partículas del aire en condiciones de conducción real.

Mann Hummel también ha desarrollado soluciones para proteger a los ocupantes: el vehículo de prueba lleva colocado un filtro en el habitáculo diseñado recientemente. La mezcla de carbón activo usada en el filtro permite una eficiencia de separación muy elevada de los óxidos de nitrógeno tóxicos (NOx) y de otros gases nocivos. La innovadora capa del filtro liga elevados volúmenes de amoníaco de forma fiable, mientras que las nanofibras ultrafinas del interior del filtro proporcionan una excelente protección contra las partículas y el polen.

Mann Hummel ha equipado el vehículo con un filtro de partículas de polvo de freno desarrollado recientemente. El robusto cuerpo del filtro se ajusta estrechamente a la pinza del freno, de manera que se capturan las partículas de polvo del freno en el origen, antes de que escapen al medio ambiente. Esto es particularmente importante, ya que la cantidad de polvo fino producida por el frenado en el tráfico en ciudad es, probablemente, mayor que la producida por las emisiones del escape. Aunque las modernas pastillas de freno actuales son químicamente mucho más respetuosas con el medio ambiente que en el pasado, más del 90% del polvo de freno también está compuesto por partículas finas que pueden tener un efecto negativo sobre la salud humana. El nuevo filtro de partículas de polvo de freno se puede aplicar a todos los tipos de sistemas de freno de disco de vehículos, para aplicaciones de automoción o no automotrices, ya sea para vehículos eléctricos, híbridos, o vehículos de gasolina y diésel convencionales.