Los componentes del chasis, al desgastarse, influyen notablemente en las piezas circundantes. Debido a ello, el fabricante alemán Wulf Gaertner Autoparts ha ampliado su gama de kits de brazos de suspensión Meyle-HD para modelos BMW y Mini.

Indicar que estos kits de brazos de suspensión contienen todas las piezas necesarias para una reparación, así como los accesorios requeridos. Con ellos se pueden sustituir todos los componentes desgastados sin trabajo excesivo y sin tener que contar con reparaciones siguientes.

Asimismo, como las piezas tienen una larga vida útil, el fabricante da para sus kits de brazos de suspensión Meyle-HD una garantía de cuatro años.

Cuando se presentan defectos en el chasis, rara vez están afectados únicamente algunos componentes, pues en la mayoría de los casos también lo están otras piezas más. Ruidos y limitaciones en la seguridad de conducción pueden ser las consecuencias para el automovilista.

Para subsanar realmente todos los defectos en una sola reparación o bien para evitar reparaciones posteriores, en el caso de una sustitución de un brazo de suspensión conviene siempre renovar al mismo tiempo las piezas adyacentes.

Como único proveedor en el mercado de recambios, Meyle ofrece completo el kit de piezas necesarias al efecto, de una sola mano.. El resultado es un gran ahorro de tiempo para los talleres y para el automovilista: un gran beneficio gracias a una reparación rápida y sostenible, sin tiempos de espera innecesarios.

Indicar finalmente que los nuevos kits completos Meyle-HD contienen brazos de suspensión, articulaciones de soporte, bieletas de barra estabilizadora y cojinetes de brazo de suspensión, así como todos los tornillos y tuercas necesarios.