Ya se encuentran disponibles los brazos de suspensión Meyle para Porsche con todo el material de montaje. Los nuevos kits incluyen pernos y tuercas perfectamente adaptados entre sí, de suerte que el mecánico tenga a mano todo lo necesario para el montaje.

De esta manera, la reparación del brazo transversal de los modelos Porsche 911, Boxster y Cayman se puede realizar mucho más rápido, sin largos tiempos de espera hasta disponer del correspondiente material de montaje. El fabricante hamburgués es actualmente el único proveedor en el mercado de recambios que ofrece este tipo de kits completos para brazo de suspensión Porsche.

Los brazos transversales de Porsche están sometidos a esfuerzos especialmente altos debido al estilo dinámico de conducción y a la alta potencia motriz de los vehículos. En este caso, su función y su estabilidad son de particular importancia para la seguridad y el confort de marcha. Para que los talleres independientes no hagan esperar mucho tiempo a sus clientes, Meyle ofrece sus brazos transversales Meyle-Original para Porsche con el material de montaje completo, incluyendo las tuercas y los pernos requeridos. Esto representa un ahorro significativo de tiempo para el mecánico, quien dispone de inmediato de todos los componentes necesarios para el montaje, de manera que el cliente no necesite esperar mucho tiempo.

Los nuevos brazos de suspensión para Porsche con el material de montaje incluido se encuentran disponibles con los números Meyle 416 050 0000/S, 416 050 0004/S; 416 050 0005/S y 416 050 0008/S.

Según comentan desde Meyle, “el desgaste de los brazos de suspensión se manifiesta sobre todo en ruidos de golpeteo. Pero también una dirección indirecta, falta de estabilidad direccional o juego de la dirección son síntomas que indican que es necesario cambiar la pieza. Y al sustituirla hay que renovar siempre los tornillos de fijación”.