La firma Reauxi acaba de lanzar al mercado el primer equipo que suelda cualquier tipo de plástico con nitrógeno. En este sentido, dispone de un interruptor eléctrico que permite la selección entre el nitrógeno y el aire.

Cuenta, asimismo, de una pistola de soldadura, ligera y fácil de utilizar, y carro resistente con soporte de antorcha y estantes.

También de una variedad completa de varillas, destinadas a interactuar y mezclar perfectamente los componentes de plásticos utilizados para reparar las partes dañadas o rotas, en función de aquella con la que se trabaja.

Gracias a este sistema de soldadura de plástico no hay paso de aire en la zona en la que están operando, proporcionando una mayor resistencia y elasticidad. Del mismo modo, es económico, debido a que únicamente usa nitrógeno.