BombasAscacibarUna tendencia ya extendida en este segmento es la oferta que incluye, junto a la bomba de agua, los tensores y poleas. Se trata de una medida muy acertada y coherente, pues la bomba de agua es un componente sometido a un desgaste continuo y, por lo tanto, susceptible de sufrir un deterioro que finalice en avería.

Una de las firmas más importantes nos indican, en ese sentido, que las bombas de agua es uno de los pocos componentes que pasarán de producto de reparación a producto de mantenimiento. Son el corazón del circuito de refrigeración y, por tanto, se trata de un componente especialmente sensible.

En países como el nuestro, donde las temperaturas son constantes y elevadas en los meses de verano, el sistema de refrigeración de los automóviles se somete a un gran esfuerzo. Si la bomba de agua no soporta estos esfuerzos, el motor puede sufrir graves daños rápidamente. Meyle vaticina, por esa misma razón, que la demanda de bombas de agua se mantendrá constante o aumentará.

Las mejoras se están focalizando en la durabilidad y sus componentes en la parte tecnológica, recalca Industrias Dolz. En información, básico es suministrar al cliente un catálogo amplio, actualizado y dinámico, donde se valoran, aparte del catálogo en papel, soportes electrónicos online o CD. “Es fundamental mantener una información constante y una comunicación continua con el cliente”, expresa la misma empresa.

Klarius (Quinton Hazell), por su parte, opina que el alto rendimiento exigido a los motores modernos implica la necesidad de un sistema de refrigeración que trabaje de un modo óptimo. Sin embargo, la manera de realizar la refrigeración no ha variado sustancialmente: más bien, las mejoras proceden de los materiales. Concretamente en las bombas de agua, apreciamos materiales más ligeros y resistentes, “para poder funcionar en unas condiciones de trabajo más exigentes en cuanto a rendimiento”.

Los propios talleres están haciendo una creciente concienciación del usuario a la hora de recomendar el cambio de la bomba de agua en la reparación del tren de la distribución. Se garantiza una reparación fiable y segura de un sistema tan decisivo como es la refrigeración del motor.

Mercado limitado pero bueno

Es una realidad evidente que su mercado es limitado y que en los próximos años es probable que únicamente se mantengan los verdaderos especialistas. Sin duda, el factor económico está obligando a medir con precaución cualquier tipo de movimiento y analizar con sumo cuidado los riesgos a asumir.

Los momentos actuales provocan que de poco sirva disponer del mejor producto si no se proporciona al cliente un seBombasDolzrvicio en consonancia.

Meyle es de los más optimistas, ya que la crisis financiera no ha tenido ningún efecto perceptible en la compañía alemana. Obviamente han notado que la coyuntura ha incitado a los conductores al ahorro y a no reparar sus vehículos, o hacerlo con piezas baratas y de peor calidad. “Nuestros clientes saben que las piezas Meyle les proporcionan una ventaja decisiva en términos de precio”, aclaran.

Industrias Dolz también se considera “afortunado”: la crisis no ha afectado de forma negativa a la venta de bombas y las cifras a nivel nacional lo confirman. La tendencia parece la misma tanto a nivel nacional como internacional. “Nuestra situación es buena y esperamos seguir alcanzando los objetivos establecidos en cuanto a crecimiento y expansión”, resumen.

“La falta de dinero de los usuarios de automóviles implica un recorte de presupuesto destinados a su mantenimiento”, subraya Klarius, que agrega que si un usuario debe realizar una reparación fuera de las de mantenimiento, buscará la mejor opción calidad-precio, “siendo el precio un factor determinante”. No obstante, la misma firma puntualiza que observa una cierta recuperación en la primera parte del año.

Ascacibar admite que la crisis es de largo alcance y que han sufrido un descenso en las ventas. Pero debido al empuje de las dos ferias europeas de Automechanika (Frankfurt y Madrid), se ha compensado esta bajada de ventas con la entrada masiva de nuevos clientes.

El mercado actual - señalan - está muy atomizado, con una amplia oferta debido a la irrupción de nuevos fabricantes europeos y asiáticos. Pronostican que esta fragmentación del mercado, junto con la reducción de la demanda, “tendrá como consecuencia que no se logren grandes facturaciones en este segmento del recambio”.

Firmas

Industrias Dolz es fabricante de bombas de agua desde 1.934, con plantas en España (Castellón) y Argentina, para una producción total que supera los 2,2 millones al año.

Para esta compañía, el incremento en el número de referencias sigue siendo un factor determinante de cara al mantenimiento del servicio al cliente. De la misma forma intentan acercar el producto al mercado. “Desplegamos, para ello, una labor logística con estructura propia en diversos países europeos (Italia, Francia, Polonia,…) del mismo modo como operamos en España desde hace años”, explican.

De hecho, Industrias Dolz cuenta con un importante catálogo de vehículo industrial. Este esfuerzo, junto con el destacado sacrificio de mantenimiento de servicio al cliente y rapidez en las entregas, es muy apreciado por sus clientes. “Queremos también destacar el origen y propiedad del negocio, 100 % familiar y nacional”, sin duda un hecho poco habitual en nuestro sector.

Wulf Gaertner Autoparts AG, con sede en Hamburgo (Alemania), es el fabricante de repuestos para turismos, camionetas y vehículos utilitarios de la BombasMeylemarca Meyle para el mercado libre de piezas. Meycar Automotive es su filial española.

Su amplio surtido de piezas ofrece una completa gama de bombas de agua, aumentando sus referencias constantemente. Pueden suministrarse para múltiples modelos (Volkswagen, Citroën, Ford o Skoda) o HD Meyle mejoradas, para Mercedes, entre otros, para modelos de la clase C, E, V y W (Sprinter).

Sus bombas de agua presentan una de las tecnologías más fiables en el área de rodamientos, al estar equipadas por rodillos esféricos en doble fila. Albergan una mayor capacidad de carga en comparación con los rodamientos de rodillos esféricos de doble fila convencionales, garantizando una vida útil más prolongada, según la firma germana.

Emplean, asimismo, grasa del fabricante japonés Kyodo Yushi, con excelentes propiedades: resulta muy resistente a la corrosión y posee un amplio rango de temperatura, de 40 a 180ºC.

Recordemos que las fugas son la causa principal de los daños producidos en las bombas de agua. Para evitarlo, la obturación de los modelos Meyle se garantiza con diferentes componentes de alta calidad, como pueden ser los anillos deslizantes duraderos con carburo de silicio, “el material más novedoso para juntas de anillos deslizantes”.

Por su parte, Ascacibar es importador de las marcas Teknovam y Pirex, estando en el segmento de las bombas de agua desde 1.994. Distribuyen modelos que son suministrados al recambio original, “porque somos conscientes de los graves problemas que puede originar un funcionamiento incorrecto”.

En cuanto a la calidad, prosiguen, todos los fabricantes reconocidos cumplen con la normativa más estricta. “No habiendo grandes diferencias en cuanto a la calidad, nosotros intentamos diferenciarnos en el precio, ajustando al límite nuestros márgenes de beneficio”, argumentan.

Su principal proyecto para el presente curso es potenciar el mercado europeo, reforzando su centro logístico de Toulouse (Francia).