En IAA, Schaeffler presentará la tercera generación de su tecnología Space Drive así como las mejoras que se han realizado en el prototipo Schaeffler Mover. Propiedad de la nueva compañía Schaeffler Paravan, Space Drive es una tecnología clave para los vehículos automatizados, autónomos y conectados del mañana que ya se está desarrollando para la producción en serie. Se trata de una tecnología de conducción por cable basada en una interfaz electrónica de triple redundancia capaz de operar las funciones de dirección, aceleración y frenado del vehículo y, por lo tanto, permite la conducción autónoma en una amplia gama de escenarios.

Inicialmente, esta tecnología estaba dirigida a automóviles, pero Schaeffler Paravan también tiene previsto introducir la tecnología Space Drive en vehículos industriales, agrícolas o de ocio. Gracias a su función de control remoto y a la omisión del volante, el sistema también ofrece mayor comodidad y seguridad para vehículos utilizados en tareas de alto riesgo como la minería, el mantenimiento de pistas de esquí, el salvamento o la lucha contra incendios.

Space Drive es un sistema de hardware y software en el que todos los elementos han sido perfectamente adaptados y que ofrece un revolucionario concepto de seguridad. Además de la conducción y el frenado, la función de dirección por cable de Space Drive también permite que el vehículo se guíe de forma segura y fiable utilizando únicamente señales de control electrónicas. Space Drive es el primer sistema drive-by-wire del mundo, y hasta ahora el único, con licencia para uso en carretera y con el nivel de redundancia necesario para garantizar la seguridad funcional y la fiabilidad.

Entre sus muchas aplicaciones, Space Drive se utiliza en la plataforma eléctrica de conducción autónoma Schaeffler Mover, recientemente galardonada con el Premio Alemán de Movilidad por el Ministerio Federal de Transportes e Infraestructuras Digitales de Alemania. Schaeffler Mover es una plataforma flexible y de cero emisiones que soporta una amplia gama de conceptos de vehículos, y Schaeffler la utiliza para mostrar y desarrollar las más innovadoras tecnologías de tracción y chasis.

Mover integra todos los componentes necesarios para la funcionalidad de conducción (sistema de tracción, batería, sistema de frenado y dirección) en una sola unidad compacta de chasis modular. Esto hace que el Mover sea una solución especialmente atractiva para la movilidad urbana, ya que soporta una amplia gama de superestructuras y, por lo tanto, puede utilizarse en numerosas aplicaciones, desde los taxis robotizados hasta los vehículos de reparto autónomos.

Schaeffler Paravan continúa desarrollando su probada tecnología Space Drive para el control de las funciones drive-by-wire del Schaeffler Mover. El sistema controla la dirección automática del vehículo y los módulos de las cuatro ruedas: los Intelligent Corner Module de Schaeffler. Estas unidades contienen todos los componentes del accionamiento y del chasis, incluido el motor instalado en el interior de la rueda, en una sola unidad que ahorra espacio. Cada una de las cuatro ruedas tiene un ángulo de dirección de hasta 90 grados, lo que garantiza la máxima maniobrabilidad con un espacio mínimo. Incluso es posible aparcar en paralelo para facilitar el acceso de los pasajeros y girar en el sitio.