La Confederación Española de Talleres (Cetraa) celebraba el 26 de marzo, vía telemática, elecciones presidenciales, en el marco de su Asamblea Electoral 2021. Enrique Fontán, presidente desde 2017, continuará en el cargo durante la próxima legislatura. “El sentir generalizado en la Confederación es el de una necesidad de continuidad en la línea seguida por la organización; por ello, todos los miembros han apoyado firmemente la que ha sido la única candidatura presentada”, informa la patronal en un comunicado.

Hace cuatro años, Enrique Fontán presentaba un proyecto “ilusionante” y “caracterizado por la realización de cambios profundos y un giro de 180 grados en la búsqueda del equilibro, la efectividad y la eficiencia”. Hoy, en palabras del presidente, “aunque quedan proyectos importantes por acabar, muchos de los objetivos se han alcanzado, fruto del trabajo de un gran equipo”.

Para buscar esa continuidad y con ánimo de mantener la estabilidad alcanzada, se conservará la estructura actual del Comité Ejecutivo de la Confederación. Como único cambio, Mario Pinilla Pérez, presidente de Associació D’automoció (Cetraa Lleida), sustituirá a Xavier Freixes, recientemente fallecido y anterior presidente de dicha asociación. También se mantienen, con pequeñas modificaciones, las estructuras de las comisiones de trabajo que, dotadas de gran autonomía y capacidad de maniobra para abordar objetivos concretos, han resultado “muy elogiadas” por los miembros de la Confederación.

En la última legislatura, Cetraa también ha fomentado el establecimiento de relaciones “fructíferas y beneficiosas” para el sector, tanto con otras entidades y organizaciones como con distintos actores de la Administración. Destacan, en este sentido, las actividades realizadas en el marco de la alianza estratégica con Conepa, los proyectos desarrollados con la DGT, el Ministerio de Educación o el Ministerio de Transportes, así como las acciones con otras organizaciones sectoriales como Ancera, Faconauto, Ganvam o Sernauto.

En palabras del reelegido presidente, “Cetraa tiene ahora una fortaleza con la que no contaba desde hace ya bastantes años, así como un mejor posicionamiento y una mayor representatividad, lo que nos ayuda en nuestra labor de defensa de los talleres. Por ello, tenemos bastante claro que hay que continuar trabajando en esta línea”.

“En un principio pensaba dar un paso a un lado en favor de algún compañero, pero el gran número de llamadas y apoyos recibidos buscando la continuidad y celebrando las estrategias implementadas en los últimos años hicieron cambiar mi decisión de no presentarme”, ha comentado Fontán, quien destaca también que será necesaria “una Cetraa fuerte y estable no solo ante los ambiciosos proyectos que tenemos en marcha, sino también ante los momentos difíciles que el sector tiene por delante. El futuro es incierto, pero tenemos un gran y experimentado equipo y abordaremos los retos con ilusión, siempre en defensa de los intereses de nuestras asociaciones y nuestros talleres”.